¿Cuál es mejor opción? Un Tesla Model S usado, o un Model 3 a estrenar (vídeo)

El canal Teslanomics nos propone un interesante debate donde se enfrentan dos ideas que seguro a muchos le ha dado que pensar en los últimos meses. Esperar a la llegada del Tesla Model 3, o lanzarse a la compra de un Model S de ocasión.

El vídeo empieza por uno de los temas más importante para la mayor parte de los usuarios, la autonomía. En esta ocasión se compara un Model S 60 y los rumoreados 55 kWh del Model 3. Una comparativa en la que se ha tenido en cuenta la posible degradación de la batería del modelo usado, lo que hace que a falta de saber las cifras oficiales del Model 3, los números sean prácticamente iguales, unos 320 kilómetros de autonomía reales. Un empate en este aspecto.

El siguiente punto es la carga. Aquí nos encontramos con una de las primeras diferencias. Como recordamos, todos los Model S vendidos hasta el 1 de enero de 2017 cuentan con la posibilidad de recargar de forma gratuita en la red de Supercargadores. Algo que no podrán disfrutar los propietarios del Model 3, que tendrán que pagar por el uso, posiblemente con los mismos 400 kWh gratuitos al año que tienen los nuevos Model S. Punto para el Model S.

En cuanto a las prestaciones, aquí entramos en otro terreno donde todavía no sabemos los datos de uno de los dos modelos comparados. Según el vídeo, el Model 3 será muy rápido, incluso en sus versiones más básicas. Por otro lado el interesado en un Model S de ocasión normalmente no optará por una versión Performance, tirando más por el 60. Una versión que cuenta con un sistema de 360 CV.

Seguramente sea más que el Model 3 de acceso, pero realmente ni la diferencia será demasiado grande, y sobre todo no será realmente importante a la hora de tomar una u otra decisión. Por lo tanto le otorgan un empate.

La tecnología y el equipamiento es otro de los aspectos a tener en cuenta. Si optamos por un Model S usado, muy posiblemente nos lo llevemos con un gran equipamiento, pero sin los últimos gadgets que montan los Tesla. Principalmente el sistema Autopilot mejorado, que podrán llegar a ofrecer conducción autónoma. Algo presente en los coches fabricados a partir de octubre de 2016, y que estará presente en el Model 3. Elementos a los que se sumarán seguramente las últimas novedades que podrá llevar el más económico de la familia Tesla, pero no aquellos Model S ya en la calle. Aquí gana el Model 3.

Sobre el precio, aunque muchos todavía tienen en su cabeza los «desde 35.000 dólares» que de momento es la única cifra publicada por Tesla, muy posiblemente no sea el precio con el que salgan la mayor parte de las unidades. El añadir elementos casi fundamentales, como el Autopilot, mejora de la batería…y otros elementos, hará que el coste se vaya a una cifra entre los 40.000 y los 50.000 dólares.

Y precisamente este es el precio por el que están disponibles cada vez más unidades del Model S, sobre todo en Estados Unidos. Incluso aquellos modelos certificados que vende la propia Tesla en su web. Unidades que parten desde los 47.500 dólares en el caso de un 60 (con 66.200 kilómetros). Si queremos un Model S 85 con 67.200 kilómetros, el precio sube hasta los 50.000 dólares, y un P85 con apenas 40.000 kilómetros por 54.500 dólares.

Unos modelos usados como decimos, que está en la web de Tesla, que vende el propio fabricante y que están certificados y además cuentan con la robusta garantía de 8 años sin límite de kilómetros. Por lo tanto, en el crítico aspecto del precio, le otorgan un empate. Eso si, recordamos que comparan al Model S usado, con el Model 3 a estrenar. Un aspecto también a valorar.

Otro elemento a tener en cuenta, y que ya se escapa de estadísticas, es el aspecto y la habitabilidad del vehículo. Es evidente que el Model S será un coche más grande, y con mayor capacidad de maletero. Queda por ver como soluciona Tesla la cuestión del acceso a la zona de carga, uno de los aspectos que más preocupación ha provocado a los usuarios. En cuanto al diseño, es algo puramente personal, por lo que se resuelve con un empate.

El último aspecto es la disponibilidad. Aquí no hay lugar a debates. El Model S de ocasión tiene una disponibilidad prácticamente inmediata. Incluso una unidad nueva las entregas están entre las 2 y las 4 semanas. Por su parte el Model 3 dependerá en gran medida de la posición en el listado de reservas. En caso de no estar en ella, muy posiblemente la entrega se irá a mediados o finales de 2018. Una larga espera que le proporciona el punto al Model S.

A la vista de todos estos datos, cuál sería vuestra elección. En nuestro caso traer un coche desde Estados Unidos no sería una opción demasiado interesante, por los costes y aspectos de compatibilidad con la red de Supercargadores. Pero en la web de Tesla en Francia hay unas cuantas unidades a precios interesantes, como por ejemplo un Model S 85, con apenas 24.500 kilómetros y disponible por 58.900 euros.

Relacionadas | ¿Cuál será el precio del Tesla Model 3 con las diferentes opciones?

Vídeo | Youtube

 

Compártelo: