¿Cuánto dura la batería de un coche eléctrico? En el caso del BMW i3, mucho

Una de las preguntas más repetidas en las conversaciones sobre coches eléctricos, después del precio y la autonomía, es cuánto dura la batería. Una cuestión muy importante que supone uno de los principales temores de las personas que se interesan por la tecnología. Un miedo que tiene mucho que ver con la ausencia de información.

Uno de los principales problemas para la respuesta a esta pregunta, es la falta de datos. Como recordamos los primeros coches eléctricos de producción masiva llevan apenas seis años en el mercado. Un periodo de tiempo muy pequeño pero en el que incluso estas baterías ya han vivido algunas evoluciones durante el mismo.

Pero en los últimos meses estamos viendo casos de algunos modelos que están logrando acumular la suficiente cantidad de kilómetros para ofrecer una lectura del paso de los kilómetros por sus baterías. Es el caso del BMW i3.

Duración batería BMW i3

En este caso la unidad de análisis es la de nuestro amigo  Tom Moloughney. El primer propietario de un BMW i3 Rex en Estados Unidos, y propietario desde 2014. Desde entonces el i3 de Tom ha recorrido un total de 112.700 kilómetros por las carreteras de su lugar de residencia y trabajo, el norte de Nueva Jersey. Un lugar que se caracteriza por unos fríos inviernos. Algo que castiga la autonomía, pero al mismo tiempo permite mantener a raya al mayor enemigo de las baterías de un coche eléctrico, el calor.

Como recordamos, en los días calurosos para refrigerar las baterías, el i3 utiliza el propio sistema de aire acondicionado del vehículo. En días fríos, en cambio, la batería cuenta con una resistencia eléctrica en la cual se disipa electricidad para generar calor. Un sistema que mantiene la temperatura del pack siempre dentro de un nivel cómodo para las celdas. Algo que tiene como resultado una resistencia extremadamente elevada, aunque en el caso del i3 Rex, que no cuenta con bomba de calor, también una importante pérdida de autonomía en inverno.

Después de esos algo más de 100 mil kilómetros y unos 1.000 ciclos completos de carga, la batería del i3 de Tom, con sus 18.8 kWh útiles, apenas ha perdido un 0.8% de capacidad de su batería. Traducido a autonomía, esto supone una reducción de 4.8 kilómetros, que dejan la cifra actual en 120 kilómetros con cada carga.

El resultado es que incluso después de tres años y más de 100 mil kilómetros, el BMW i3 de Tom sigue logrando una autonomía media real por encima de la cifra lograda por el modelo alemán bajo el ciclo EPA, 115.9 kms.

La conclusión es que la degradación de la batería de un coche eléctrico depende de varios factures. Principalmente la temperatura en los meses más cálidos, que afecta mucho más en este aspecto que el frío del invierno. También los hábitos de recarga del usuario, no dejar de bajar el nivel de carga del 20%, y por supuesto, la química y el contar con un sistema de refrigeración que mantenga el pack en buenas condiciones.

Algo que por suerte, parece que cada vez más fabricantes tienen en cuenta a la hora de diseñar sus nuevos modelos.

Relacionadas | Nuevos datos muestran la baja degradación de la batería de Tesla. 93% de capacidad después de 200.000 kilómetros | La batería del BMW i3, por dentro (Vídeo)

Vía | Insideevs

Compártelo: