Grohmann Engineering centrará todos sus esfuerzos en preparar la línea de montaje del Tesla Model 3

Grohmann Engineering es una empresa alemana de ingeniería, que hace unos seis meses ha sido adquirida por Tesla. El objetivo era preparar la línea de montaje del Model 3, que el fabricante norteamericano espera que logre además de un casi total nivel de automatización, también una velocidad mayor que la lograda con los Model S y X.

Uno de los problemas de esta compañía era que sus servicios eran contratados por muchos fabricantes, como Mercedes, BMW, Volvo y Bosch, para poner a punto sus líneas. Unos contratos que en un principio desde Tesla se indicó se mantendrían hasta su finalización.

Pero la escalada de pedidos del más económico de la familia ha obligado a los de Elon Musk a realizar un giro inesperado, y de esa forma la prensa alemana ha confirmado que están empezando a cancelar pedidos de otras marcas, para de esa forma centrar todos los esfuerzos de Grohmann en la producción del Model 3.

A partir de ahora la división de automatización de Tesla en Alemania y sus 750 empleados, la mayor parte ingenieros, centrarán todos sus esfuerzos en preparar y acelerar la línea de montaje del 3. Una apuesta muy decidida que el fabricante de Palo Alto espera sirva para lograr cumplir con los objetivos de lograr alcanzar una producción de unas 450.000 unidades entre la mitad de 2017 y 2018.

Desde la empresa hay opiniones variadas que abarcan desde el optimismo al pesimismo. Para algunos el depender de una sola empresa es un riesgo, aunque sea una global como Tesla. Por otro lado están lo que piensan que es una gran oportunidad ya que Tesla es un fabricante que está invirtiendo grandes sumas en el desarrollo de su gama. Algo donde es necesario el trabajo de los ingenieros.

Una plantilla que además crecerá en las próximas semanas, ya que Tesla está a la búsqueda de trabajadores para reforzar a su nueva división alemana de ingeniería. Una plantilla que ha comenzado las negociaciones para mejorar sus salarios, que según los representantes sindicales está un 25% por debajo de la competencia. Por ejemplo un trabajador gana unos 3.000 euros por una jornada de 40 horas, mientras que en Volvo llegan a los 3.400 euros por 35 horas semanales.

Relacionadas | Más detalles de la producción del Tesla Model 3. Hasta 200.000 unidades en 2017

Vía | SWR

Compártelo: