La petrolera Shell se suma a la iniciativa Charging Interface Initiative (CharIN)

Poco a poco incluso las empresas que más se verán afectadas por el coche eléctrico, como son las petroleras, están viendo que el futuro es eléctrico. Es por eso que una de las empresas más importantes del sector, la holandesa Shell, se ha subido al carro sumándose a la iniciativa CharIN.

Como recordamos, CharIN (Charging Interface Initiative) es una fundación puesta en marcha por aquellos fabricantes que han apostado por el formato de recarga rápida CCS Combo, y entre los que destacan los fundadores Audi, VW, Porsche, Daimler, Ford, y General Motors, a los que se ha sumado, Renault, Tesla o Volkswagen, y entre los que también hay algunos desarrolladores de puntos de recarga, como ABB.

El objetivo es trabajar por lograr un sistema de recarga rápida para coches eléctricos bajo el mismo formato, el CCS Combo, que sirva para todos los vehículos del mercado. Unos puntos que en estos momentos trabajan para lograr la homologación para recargas de 150 kW, y que a medio plazo esperan lograr llegar a superar los 300 kW de potencia.

La idea de Shell es comenzar este mismo año a instalar puntos de recarga para coches eléctricos en sus estaciones de servicio en Europa.

Según Matthew Tipper, vicepresidente de nuevas energías en la petrolera «Shell ya está desarrollando activamente sistemas diseñados para atender al creciente número de clientes que conducen vehículos eléctricos. A partir de 2017, Shell pondrá en marcha su primer sistema de recarga rápida para coches eléctricos en una estación de Reino Unido, que será seguida por otras instalaciones en otros países. Una forma de cubrir las necesidades de los clientes que viajen con un coche eléctrico

Además de la recarga tradicional, la petrolera está preparándose para dar servicio de recarga también a empresas y flotas tanto en Estados Unidos como en Europa, usando para ello su propia tecnología de carga inteligente. Un sistema que indican puede ayudar a reducir los costes de carga para sus clientes, y también para optimizar la integración de las fuentes renovables.

De esta forma Shell se posiciona como una de las primeras petroleras del to 10 que apuesta de una forma decidida por la transformación paulatina de un mercado que poco a poco está dejando de consumir carburantes, y cambiando estos por electricidad. Una señal alta y clara del cambio que el mundo del transporte está viviendo.

Relacionadas | ChargePoint anuncia recargas a 400 kW, 160 kilómetros de autonomía en menos de 15 minutos

Fuente | CharIN

Compártelo: