Volkswagen da los primeros pasos para convertirse en fabricante de baterías para coches eléctricos

En los últimos meses hemos escuchado varios rumores de que el grupo alemán Volkswagen estaba preparándose para dar el salto a la fabricación propia de baterías para sus coches eléctricos. Un movimiento definitivo en la entrada del gigante germano dentro de una industria a la que hasta el momento había dado la espalda.

Pero ahora estos rumores están cogiendo velocidad de crucero, y según la prensa alemana, Volkswagen ya estaría dando los primeros pasos para fabricar sus propias celdas. Incluso ya se habría seleccionado una primera instalación donde dar comienzo a la misma, y ya se había comenzado el proceso de contratación del personal. Una fábrica situada en la localidad de Salzgitter.

Según el representante de los trabajadores de VW, esto forma parte de un acuerdo de futuro entre los sindicatos y la empresa, y una forma de reducir la «adicción» de los desarrolladores asiáticos de baterías. Una forma de sentar las bases de una industria que estiman supondrá un 40% del coste del vehículo. Un negocio demasiado apetitoso como para dejarlo en manos de otros.

Con este pacto de futuro el fabricante quiere reforzar la línea de negocio de su marca matriz. Un negocio al que se sumarán nuevos nichos como la conectividad y los servicios digitales.

Un marco que se engloba en una estrategia para tratar de dejar atrás el Dieselgate, además de prepararse para la entrada en vigor de las nuevas normas sobre emisiones. Un escenario donde los coches eléctricos jugarán un papel clave y donde tendrán que ser necesarias según los sindicados, fuertes inversiones para la transformación de la empresa.

Y es que la falta de competitividad de Volkswagen en este sector ha hecho saltar todas las alarmas dentro de los comités de empresa. Sobre todo a la vista del crecimiento de marcas rivales que han entrado de lleno en el segmento del coche eléctrico, con el riesgo futuro que eso conlleva para los alemanes.

Algo que le ha sucedido a VW, pero también hemos podido ver en BMW o Daimler, donde el pasotismo de las cúpulas directivas ha sido fuertemente criticado desde los sindicatos por el riesgo que supone para los futuros puestos de trabajo.

Relacionadas | El representante de los trabajadores de BMW pide mayor inversión en el coche eléctrico

Vía |  TWN

Compártelo: