Airbus presenta en París su hoja de ruta para el desarrollo de aviones eléctricos comerciales

Durante su presencia en el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio de París, el fabricante europeo Airbus ha presentado su visión de como evolucionará el sector de cara a su paulatina electrificación. Un paso similar al dado en su momento por los coches, y que tiene como objetivo para 2050 de lograr una reducción de las emisiones de CO2 del 75%, de las NOx en un 90%, y el ruido un 65%.

Aviones eléctricos de Airbus

Para ello Airbus está trabajando en un ambicioso programa que tiene como objetivo el desarrollo de aviones eléctricos. Una iniciativa que comenzó en 2010 con la puesta en marcha de su primer modelo de pruebas, el pequeño Cri-Cri, y que tiene como objetivo final poder lanzar grandes aviones comerciales eléctricos.

Pero antes de las grades aeronaves, Airbus quiere tanto desarrollar la tecnología necesaria, como también explorar nuevos nichos de mercado que los sistemas eléctricos abre al sector. Es el caso del acuerdo firmado con Uber, para explorar la posibilidad de crear un sistema de transporte aéreo y eléctrico para las ciudades más congestionadas.

El proyecto Vahana será presentado este mismo año, y tiene como objetivo ofrecer un sistema de transporte personal, un par de pasajeros, que no sólo será eléctrico, sino también autónomo. Un sistema que será probado en la ciudad brasileña de Sao Paulo, famosa por sus antológicos y crónicos atascos.

En 2018 se presentará el CityAirbus (imagen inferior). Este modelo podrá también realizar despegues y aterrizajes verticales, y su capacidad llegará a los 4 pasajeros. Una propuesta que desde Airbus indican que podría entrar en funcionamiento antes de lo que pensamos, siempre que lleve un piloto. Un proyecto que podremos ver mediante su primer prototipo funcional el próximo año, y que realizará sus primeros vuelos de prueba a finales de 2018 o principios de 2019.

A partir de entonces comenzarán los proyectos más serios. Modelos como el e-Fan X, que contará con un sistema de propulsión de 2 MW, y una gran capacidad interna. Este será seguido por el que ha sido catalogado como el «Santo Grial» de los aviones eléctricos. Un avión de pasajeros con pasillo único, que contará con un sistema de propulsión de 20 MW. Un momento clave que en la hoja de ruta de Airbus todavía no tiene fecha.

Un proyecto que tiene su base en Silicon Valley, y a Paul Eremenko, jefe de tecnología de la filial de Airbus, A3 Innovation, como principales figuras en un sector que vivirá un fuerte impulso en la próxima década, donde la tecnología logrará una evolución necesaria para comenzar a dar soluciones en algunos segmentos. Principalmente el transporte de personas y mercancías en las grandes ciudades.

Vía | NewAtlas

 

Compártelo: