WorkHorse reinventa el helicóptero con su Quadcopter biplaza SureFly

Workhorse quiere ir un paso más allá en esta ocasión con la presentación de su Quadcopter biplaza SureFly. En esta ocasión da el salto de su Pick Up híbrida con extensor, para pasar a otro medio como es el aire y para representar un modelo sustitutivo a los helicópteros mucho más seguro, económico y fácil de utilizar como es el Quadcopter.

Su presentación ha tenido lugar durante el Paris Air Show de ayer 19 de junio, y creen que será todo un éxito a pesar de la gran competencia que empieza a existir en este nuevo y futuro nicho de mercado.

Usará tecnología de hélices contrarrotatorias en cada esquina para proporcionar una mayor estabilidad en vuelo y anular por completo el par producido por las hélices. Una tecnología muy utilizada en determinados Helicópteros rusos militares para prescindir del rotor de cola.
Con un peso de 1100 kilos y una autonomía de 113 kilómetros, el Quadcopter alcanza una velocidad máxima de 113 km/h, gracias al uso de un sistema híbrido-extensor. Dicha configuración permite además repostar en poco tiempo (algo imprescindible en aviación y que con el solo uso de baterías no hubiese sido posible con la tecnología actual de baterías).

El motor de combustión interna bicilíndrico de 600cc que actúa como generador, proviene en este caso del BMW i3 Rex, y la configuración híbrida extensora es muy similar al que posee la Pick Up de Workhorse que vimos recientemente. Aprovecha así el embalaje de baterías de plataforma de Workhorse, los sistemas de gestión y los controles utilizados en sus vehículos eléctricos de baterías de autonomía intermedia.

Además poseen experiencia en drones gracias a su octocóptero HorseFly usado a nivel comercial por algunas operadoras logísticas en EEUU. Siendo capaz de llevar paquetes de hasta 4.5 kg de peso y una autonomía de 30 minutos, lo cual le servirá de gran ayuda para la versión a escala real humana biplaza.

En un principio requerirán del manejo por parte de su piloto (suponemos que requerirán mínimo de licencia ULM e incluso PPL adaptada a drones-Helicópteros debido a su peso total), pero con el tiempo pretenden que puedan tener capacidad autónoma de vuelo y la posibilidad de transportar hasta 180 kilos de carga.

Por ahora la intención es de que se convierta en un vehículo deportivo del aire con un interior que ya tiene un magnífico aspecto sin lugar a dudas y donde la redundancia de sistemas haga mucho más seguro y fácil la posibilidad de poder ir rápido a los sitios en zonas congestionadas como las grandes ciudades, tareas de rescate, trabajos aéreos, etc. Todo con un coste que empiece a ser sensato y no disparatado como era hasta ahora.

Relacionadas | El helicóptero eléctrico E-volo VC200 Volocopter realiza su primer vuelo tripulado

Fuente: workhorse

Compártelo: