Audi afronta recortes de 10.000 millones de euros para acelerar su programa de coches eléctricos

Es lo que tiene esperar a que los demás hagan el trabajo, y es que la lentitud de la llegada de los fabricantes alemanes al sector del coche eléctrico les costará mucho dinero. En el caso de Audi la intención de acelerar el programa, principalmente por culpa del impacto del escándalo de emisiones, supondrá afrontar recortes muy profundos en varios sectores.

Audi lanzará tres nuevos coches eléctricos hasta 2020, que además sustituirán a otros tantos convencionales

Se estima que la cifra de los recortes se situará en torno a los 10.000 millones de euros hasta 2022. Una cantidad que Audi tendrá que desviar para proporcionar de fondos adicionales a los equipos de I+D y los proyectos de cero emisiones. Un dinero que de momento no se ha confirmado de donde procederá, pero las fuentes indican que será de proyectos dedesarrollo de motores diésel y gasolina.

El objetivo es doble. Por un lado Audi quiere meter una nueva marcha en su apuesta eléctrica, que dará comienzo el próximo año con el lanzamiento del e-Tron. Un todocamino 100% eléctrico. Al mismo tiempo la marca de los aros intenta mantener su margen de beneficio en el 8%. Dos retos que harán necesarios duros recortes en algunos departamentos.

De forma paralela los alemanes también han puesto en marcha una nueva estrategia en el sector del coche eléctrico. Audi colaborará con Porsche en el desarrollo de una nueva plataforma. Un movimiento destinado a ahorrar costes gracias a una sinergia que permitirá compartir gastos y componentes.

Un movimiento que será replicado por otros grupos, como el formado por Renault-Nissan y Mitsubishi,  que supone una forma de optimizar los muchos recursos que hacen falta para poner en marcha casi desde cero un programa de coches eléctricos, y hacerlo con celeridad ya que la competencia no para de crecer en número de ventas y de modelos, y la distancia con estos no hace más que ampliarse.

Relacionadas

Vía | Reuters

 

Compártelo: