Bosch está desarrollando el cerebro de los futuros coches autónomos, que estará listo en 2020

Que la conducción autónoma es uno de los principales objetivos de los equipos de I+D de los principales fabricantes, no es un secreto. La carrera por hacerse con este mercado ha comenzado, y son pocos los que no tengan alguna iniciativa en marcha. Principalmente los suministradores de los grandes fabricantes, como los alemanes de Bosch.

Estos han confirmado que están en plena fase de trabajo para el desarrollo del «cerebro de la bestia». Un sistema que permitirá a los diferentes fabricantes que opten por instalar un sistema de conducción autónomo en sus vehículos, poder contar con una herramienta para su gestión.

Según Elon Musk, estamos a dos años de la conducción autónoma plena

El sistema de Bosch cuenta con inteligencia artificial, para permitir a los vehículos aprender y también compartir sus experiencias con el resto de vehículos. Un sistema de gestión que contará con la última tecnología de NVIDIA. Estos se encargarán de un chip que será capaz de procesar hasta 30 billones de operaciones por segundo. Tres veces la capacidad de un cerebro humano.

Este será la evolución del  NVIDIA Drive PX2 que monta la flota de Tesla. Un sistema que en estos momentos llega a un máximo de 24 billones de operaciones por segundo.

El algoritmo que gestione todo el sistema será desarrollado por la propia Bosch. El resultado será según Gerhard Steige, jefe de la división de conducción autónoma de Bosch «Una arquitectura electrónica totalmente diferente a los que hemos visto hasta ahora y que estará disponible en 2020«.

La cuestión es que los diferentes componentes que dan forma a los sistemas de conducción autónoma, como los sensores, el radar y las cámaras, producen una gran cantidad de datos. Según Bosch, un coche autónomo puede llegar a producir hasta 1 GB de datos por segundo. Algo que necesitará de un procesador extremadamente potente para poder ser gestionados en tiempo real.

 

Según el fabricante «A diferencia de un ser humano, los coches autónomos podrán verlo todo en todo momento. Nunca se distraerán ni perderán la concentración«. Aspectos que sin duda hacen que el interés sobre la tecnología no haga más que crecer con el paso de los meses, y que como vemos, está más cerca que nunca de convertirse en realidad.

Relacionadas | La respuesta de Nissan a los retos de la sociedad actual: Cero emisiones y cero accidentes

Vía | Bosch

 

Compártelo: