La Empresa Municipal de Transportes de Madrid compra 15 autobuses eléctricos a Irizar

Después de una serie de pruebas, la empresa encargada del transporte público de Madrid (EMT) ha confirmado la compra de las que serán sus primeros autobuses eléctricos en propiedad. Un movimiento que se enmarca en un plan de modernización de la flota, donde se pondrá algo más de énfasis en la reducción de emisiones.

No es que sea un movimiento dramático, ya que hablamos de 15 autobuses dentro de una renovación de 489 modelos entre los años 2017 y 2018. Pero al menos será un primer paso que se espera sirva para allanar el camino de cara a futuras compras.

El modelo seleccionado por la EMT ha sido el Irizar i2e. Un modelo que será fabricado en el País Vasco, concretamente en la planta de Aduna, Guipúzcoa. Una instalación que supondrá una inversión que llegará a los 75 millones de euros. Una inversión que además supondrá la creación de entre 300 y 500 nuevos empleos.

La ciudad china de Cantón, comenzará este año la transformación de toda su flota de autobuses con modelos eléctricos

Una adquisición del a EMT que supone el apoyo a una industria local en favor de los actores foráneos. Una buena señal de que la propuesta de Irizar es competitiva, y que cuenta co muchas posibilidades de colocarse como uno de los modelos preferidos por los ayuntamientos españoles.

En cuanto al modelo seleccionado, el i2e será un autobús 100% eléctrico de 12 metros, que tendrá capacidad para 76 pasajeros (24 sentados). Cuenta con un motor con una potencia nominal de 230 kW (313CV). La batería dispone de una capacidad de 376 kWh, formada por celdas de sodio-níquel (So-Nick). Una tecnología que según los responsables del proyecto, llevan más de 10 años en el mercado y se trata de una “tecnología probada”, más barata que la de ion-litio y reciclable en un 99 %.

El autobús eléctrico de Irizar contará con una autonomía de entre 200 y 250 kilómetros. Suficientes para una jornada de trabajo de entre 14 y 16 horas, a una velocidad media de 17 km/h. Para la recarga, necesita unas 5 horas mediante una toma Combo standard a 125A.

El resultado es un autobús eficiente, capaz de reducir las emisiones contaminantes en 88 toneladas, y que evitará el gasto de 33.000 litros de diésel cada año. Por desgracia la compra de la EMT se limitará de momento a estas 15 unidades, siendo el resto modelos «de bajas emisiones» como híbridos y a gas.

Relacionadas

Compártelo: