Audi prepara con Hanergy un techo fotovoltaico para sus coches eléctricos

Algunos recordaréis a los chinos de Hanergy, que el pasado año presentaban en público una propuesta bastante llamativa. Unos coches eléctricos dotados de paneles solares que se integraban en el cuerpo de los vehículos, y lograban un elevado nivel de producción y superficie ocupada.

Ahora Audi ha llegado a un acuerdo con Hanergy para el desarrollo de un techo solar formato por placas fotovoltaicas, que servirán para recargar las baterías de sus coches eléctricos.

Audi afronta recortes de 10.000 millones de euros para acelerar su programa de coches eléctricos

El primer prototipo será completado a finales de este mismo año, y será presentado en alguno de los salones del automóvil de 2018. Un proyecto del que de momento desde Audi no se han dado detalles técnicos, ni tampoco si es un simple experimento o un proyecto pensado para su aplicación en la nueva generación de coches eléctricos.

Este proyecto se enmarcaría en la nueva estrategia de los alemanes que están recortando gastos en el desarrollo de sistemas de propulsión convencionales, para usar ese dinero en proyectos relacionados con la movilidad eléctrica. Y uno de estos proyectos sería el dotar a sus coches de un techo capaz de recargar las baterías.

En el caso de los modelos de Hanergy, en su momento los prototipos presentados contaban con instalaciones de entre 3.5 y 7.5 metros cuadrados. Algo que según los responsables del fabricante asiático supondría que con 5 o 6 horas de luz solar, los paneles serían capaces de generar entre 8 y 10 kWh, lo suficiente para obtener una autonomía de 80 km. Cifras que como mínimo podemos decir que son «optimistas». Pero era una presentación, y había que llamar la atención.

Unos paneles que contaban con la peculiaridad de poder adaptar su forma a la superficie donde vayan a ser instalados. Una característica muy interesante en aplicaciones como la instalación en el cuerpo de un coche.

En el caso de Audi la idea no sería cubrir el cuerpo de vehículo, sino de momento sólo el techo. Una solución que a la espera de la mejora de la eficiencia de los paneles solares tiene un objetivo más publicitario que real, pero que abre el camino a una evolución que permitirá lograr algún día un rendimiento destacable en un espacio tan pequeño, y tan poco eficiente a nivel de orientación, como es un coche.

La gran pregunta es si este desarrollo estará presente, al menos como opción, en el primer coche eléctrico de Audi. Un e-Tron que llegará al mercado ya el próximo año, y que contaría con este elemento como un interesante y llamativo accesorio.

Relacionadas

Fuente | Audi

 

Compártelo: