Goodyear ya está preparando los neumáticos del futuro para los coches eléctricos y autónomos

Sin duda es algo en lo que pocos hemos pensado. Con la llegada del coche autónomo ¿quién comprobará el estado de los neumáticos? Su desgaste, su presión…algo que normalmente hace el propietario o el encargado de la flota. Pero con unos coches capaces de moverse sin ayuda humana, esto llega a un nuevo nivel de dificultad.

Para ello los fabricantes de neumáticos están trabajando en la nueva generación de neumáticos. Entre ellos está Goodyear, que ha confirmado que están desarrollando un una nueva generación de componentes pensados tanto para vehículos eléctricos, como también autónomos.

En el caso de los eléctricos los retos son más sencillos. Mayor eficiencia y también menor ruido de rodadura. Y es que mientras que en un coche convencional el ruido de la rodadura se convierte en protagonista a partir de los 30 km/h, en un eléctrico lo hace ya desde los 15 km/h. Algo que supone un reto para los diseñadores y que espera solucionar con esta nueva generación.

Pero sin duda la gran dificultad será las gomas que monten los coches autónomos. Estos además de eficientes y silenciosos, tienen la peculiaridad de moverse durante mucho más tiempo que un vehículo convencional. Una conducción más constante que provocará un desgaste diferente al de una forma de moverse tradicional.

El gran problema es saber el estado de estos neumáticos, y saber por ejemplo el nivel de la banda de rodadura, el desgaste, la presión y la temperatura de un vehículo. Esto según Goodyear se solucionará diseñando neumáticos conectados capaces de enviar al propietario un aviso en tiempo real de cualquier imprevisto.

Un aviso de estado que desde el fabricante están buscando la forma de integrar dentro de sistema de comunicaciones habitual en los vehículos. Algo que permitirá conocer la situación de uno de los elementos más importantes en cuanto a la seguridad de un coche.

Un aspecto que podría permitir elevar todavía más los niveles de reducción de accidentes que prometen los coches autónomos, ya que gracias a este tipo de controles, las autoridades podrán controlar a distancia el estado de nuestros neumáticos, y «avisarnos» de la necesidad de su sustitución.

Relacionadas

Vía | FO

Compártelo: