Se presentan los detalles del BMW i3S. Más potencia, deportividad y equipamiento

Durante el próximo salón del automóvil de Franfurt se presentará el BMW i3S. Una nueva versión que llega para ampliar la oferta del eléctrico alemán que vendrá acompañado por novedades físicas, de dotación a nivel de equipamiento, y también de cambios mecánicos.

BMW i3S: Exterior

Los cambios exteriores se centran en aspectos tan llamativos como unas líneas que se han modificado ligeramente en el frontal para proporcionar un aspecto más agresivo al i3, como por ejemplo las luces de niebla que adoptan un aspecto rectangular más moderno. Entre las novedades también encontramos la iluminación Full LED, que sin duda agradecerán aquellos que tengan que conducir durante las noches.

Una nueva imagen con pequeños cambios en los parachoques a la que ayudan también otros elementos como una nueva pintura disponible en dos combinaciones rojo metalizado Melbourne y azul metalizado Imperial. Todo para proporcionar un aspecto más deportivo para la versión más picante del i3.

BMW i3S:  Mecánica

Pero sin duda lo más interesante lo encontramos por dentro. El nuevo i3S llega con modificaciones como un chasis más deportivo, unas suspensiones 10mm más bajas formadas por unos muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras que han sido creadas para este modelo. También  se ha incrementado en 40mm el ancho de los ejes, y se han instalado unos neumáticos de 20 pulgadas ligeramente más gruesos.

A esto se añade un control dinámico de estabilidad (DSC) adaptado a esta versión, que según BMW logra mejorar el rendimiento de la conducción incluso en las peores condiciones. El resultado es un modelo más efectivo al paso por curva y todavía más divertido de conducir.

Sin duda era el apartado más esperado en el BMW i3s. El incremento de potencia que permita sacar todo el provecho al trabajo realizado por el fabricante en el cuerpo y el chasis. El i3S eleva la potencia hasta llegar a los 135 kW (184 CV) con 270 Nm de par. Algo que le permiten mejorar la aceleración, usando el nuevo modo Sport, que permiten al i3S dejar el 0 a 100 km/h en 6.9 segundos, con una velocidad máxima que llega a los 160 km/h.

De esta forma mejora los ya de por si llamativos 7.3 segundos hasta los 100 km/h que se marca el i3 normal, pero sobre todo lo hace con una propuesta donde además de la aceleración en parado, se ha trabajado en mejorar el paso por curva.

No habrá cambios a nivel de batería, aunque si de de autonomía. Se mantiene como pack de serie el de 33 kWh que le proporcionan 280 kilómetros de autonomía con cada carga bajo el ciclo NEDC. Ligeramente por debajo de los 300 kms que logra la versión convencional. Un pequeño precio a pagar por disfrutar de unas mayores prestaciones deportivas. Una nueva versión que al igual que la actual, también podrá ser configurada con el extensor de autonomía.

Nos falta conocer el precio de una nueva versión que llega para ampliar la oferta de un modelo que de momento se guarda las actualizaciones más esperadas, como una nueva batería, posiblemente para el 2018. Un BMW i3S que llega para hacer la espera más divertida y deportiva.

Fuente | BMW

 

Compártelo: