Tejado solar Tesla. ¿Será tan popular como los coches?

Uno de los objetivos de Elon Musk, además de sorprendernos en cada momento, es brindar acceso a un nuevo modelo energético, que aplica tanto a la movilidad personal como al uso de la electricidad en los hogares. De allí que su apuesta vaya más allá de los coches para ofrecer productos asociados bajo el mismo paraguas, la generación, almacenamiento y uso de la electricidad proveniente de fuentes renovables. Pero centrémonos en el tejado solar Tesla.

Cuando se produjo la adquisición de SolarCity y el posterior lanzamiento de Tejado solar, Elon Musk sorprendió a propios y extraños, generando ciertas dudas sobre el éxito que pudiera tener el tejado solar Tesla entre los consumidores. La principal pregunta que surgió es si Musk sería capaz de crear un séquito en torno a Solar Roof que, sin duda, es un producto innovador que convierte el tejado de prácticamente cualquier hogar en un gran panel solar.

Pero la realidad es que la marca se ha enfrentado a dos barreras en la comercialización de los tejados solares. La primera es el precio, sensiblemente más costoso y la baja producción de energía. El tejado solar Tesla cuesta casi el doble y genera un 26% menos energía que instalaciones similares. A pesar de esto, la producción está vendida hasta 2018, pero no olvidemos que la producción es pequeña, de momento.

Entonces, ¿será insalvable esta brecha? ¿Fracasarán los tejados solares de Tesla? Si nos remitimos a la historia reciente, Sun Power y Dow Chemicals han cesado operaciones tras no haber logrado atraer a consumidores, la primera los fabricaba hace 10 años, puede que no haya sido el momento correcto.

Pero Tesla cuenta con varios factores a su favor, el primero y quizá el más importante, la base de clientes leales que ya conducen sus Model S, Model X o que conducirán el Model 3. Un potencial nicho para vender un producto que aporte más valor al cliente de la división de automóviles.

El segundo es la mencionada adquisición de SolarCity, con ella Tesla tiene acceso la producción de células solares de alta eficiencia. Cuando la planta de Buffalo esté completamente operativa en 2019, será el mayor productor de paneles fotovoltáicos de Norteamérica, siendo capaz de construir paneles de 1 GW.

Con estos elementos en cuenta y sin olvidar el rol del Powerwall en esta ecuación, Tesla podría tener una gran oportunidad al ofrecer las ventajas de contar un paquete de movilidad + energía renovable, algo que ya están intentando hacer en sus tiendas tras haber suspendido las ventas puerta a puerta de los tejados solares.

En resumen, Tesla ha tenido éxito con sus coches y seguramente harán todo lo posible para que Solar Roof también triunfe. Todo dependerá, en gran parte, de la reducción de los costes de adquisición y del incremento de la producción de energía de los paneles, una estrategia similar a la seguida con el Model 3.

Relacionadas

Vía | StockNews

 

Compártelo: