La petrolera Shell compra al especialista en puntos de recarga New Motion

La petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell ha anunciado que comprará la empresa New Motion. Uno de los principales operadores de puntos de recarga de coches eléctricos en Europa. Una adquisición que marca el primer acuerdo del gigante del petróleo y el gas en el sector de la movilidad eléctrica.

New Motion operará en paralelo respecto al reciente programa de Shell de instalar puntos de carga rápida en sus propias gasolineras. Se encargarán principalmente instalaciones en espacios de trabajo y en viviendas particulares. Un nuevo horizonte para una empresa fuertemente ligada a los combustibles fósiles, que ahora encara una actividad radicalmente diferente.

La infraestructura de carga para coches eléctricos va tomando forma

La empresa holandesa New Motion fue fundada en 2009 y actualmente cuenta con más de 100.000 usuarios registrados en Europa. Gestiona más de 30.000 puntos de carga, y además ofrece acceso a otros 50.000 lugares asociados.

El avance hacia soluciones de movilidad sostenible está viviendo un importante crecimiento, y empresas como Shell esperan que en torno a la cuarta parte de los vehículos en el mundo sean eléctricos para 2040. Algo que hará necesaria la instalación de unos 3 millones de puntos de recarga públicos sólo en Europa antes de 2030. Un crecimiento exponencial si tenemos en cuenta que en la actualidad la cifra apenas llega a los 100.000 puntos.

Un negocio que supondrá una importante inversión, y que algunos han empezado a vislumbrar como una alternativa a la más que previsible pérdida de carga de trabajo en las próximas décadas por culpa de la expansión de la movilidad eléctrica, y también por la mejora de la eficiencia de los vehículos convencionales.

Relacionadas

Fuente | New Motion

 

Compártelo: