Nuevo prototipo de dron biplaza autónomo para solucionar los problemas de tráfico

Aparece un nuevo prototipo de Dron biplaza autónomo y eléctrico, con sistema de multi-rotores contra rotatorios muy interesante. Su nombre es Passenger Drone y promete solucionar los grandes problemas al tráfico para cortas distancias gracias a sus capacidades VTOL y similitudes a las de un helicóptero de pequeñas dimensiones. Pretenden que sea utilizado incluso como vehículo privado y personal para ir a trabajar cada día con un impacto 0 al medio ambiente y con un coste muchísimo más reducido al de una aeronave similar actual.

La idea principal viene de Estados Unidos, y entendemos que viene de allí la empresa y el prototipo por sus menciones. Ya que establecen una media de 25 minutos por trayecto al trabajo del trabajador norteamericano medio desde sus urbanizaciones o viviendas a su puesto laboral. Prometen además que de fabricarse en masa su coste será asequible al de un ciudadano medio e imaginamos que no muy diferente a un vehículo de ciertas características.

Hasta ahora se ha sufrido en el sector aéreo de precios excesivos por su reducida producción (avionetas-helicópteros y similares). En el caso de sobrevolar zonas urbanas requieren en ciertas zonas del uso de 2 motores que disparan su coste operativo (helicópteros y avionetas), como es el caso de Europa.

La aeronave ya ha sido probada incluso con pasajeros recientemente, con unos resultados excelentes. Comentan que el uso de 16 motores eléctricos independientes, proporciona unas mejores cifras de autonomía, prestaciones y capacidad de carga, sin olvidar un mayor silencio y redundancia en seguridad frente a fallos, respecto a un Quadcopter.

Características técnicas:

Posee 16 motores eléctricos de 560kg de empuje, con hélices contra rotatorias (sobre un mismo eje se utilizan 2 motores girando en sentido contrario) que eliminan el efecto del par y necesidad de rotor de cola de los helicópteros.

Alcanza una velocidad máxima de 60-70km/h, un peso máximo al despegue de 360kg y una carga máxima de 120kg. Tiene una autonomía de vuelo de 20-25 minutos, que viene dada con la actual tecnología y que evolucionará con las baterías en el futuro.

Sus dimensiones son similares a las de un coche compacto, está fabricado en fibra de Carbono enteramente y cuenta con 2 plazas en Tándem. Es posible su manejo autónomo 100% vía remota, desde el despegue a su aterrizaje gracias a la tecnología LTE (4G) y cuenta con opción de pilotar manualmente con un Joystick vía Fly By Wire y su función override. No solo no utiliza cables, ni poleas, sino que depende únicamente de la fibra óptica para mandar las ordenes y parámetros precisos al motor correspondiente desde la CPU central, lo cual es muy revolucionario.

Incluso posee 2 pantallas táctiles donde podemos observar todos los parámetros de funcionamiento y en el otro el mapa de navegación en 3D, junto a los datos imprescindibles para el vuelo, sustituyendo así a los instrumentos clásicos de vuelo. El ADS-B le proporciona información ATC, con la situación de los tráficos más cercanos que utilicen transponder secundario e incluso el 4G le proporcionará información precisa meteorológica.

Sin lugar a dudas el futuro que soñaba Nikola Tesla cada día está más cercano y aquí tenemos una prueba más de ello.

Vídeo | Youtube

Fuente: passengerdrone

Relacionadas

Compártelo: