Volkswagen doblará la producción del Golf eléctrico ante el fuerte incremento de demanda de la nueva versión

El pasado mes de mayo Volkswagen comenzaba las ventas de la nueva versión del e-Golf. Una renovación que suponía importantes cambios en aspectos como la batería, que pasaba de apenas 24 kWh a 35.8 kWh, y además la instalación de un nuevo y más potente motor, que incrementaba su potencia de los 85 a los 100 kW.

Gracias a estas novedades, el popular compacto alemán lograba incrementar su autonomía de los 190 kilómetros bajo el ciclo NEDC, 130 kms bajo el EPA, y llegar a los 300 kilómetros en el ciclo europeo, 200 kilómetros bajo el más realista americano.

También mejoraba su aceleración, pasando de unos más que modestos 10.4 segundos hasta los 100 km/h, a unos más interesantes 9.6 segundos. Una importante diferencia, sobre todo en aspectos como las recuperaciones durante los adelantamientos.

A pesar de no ser cambios drásticos, algo para lo que será necesaria la nueva plataforma, el e-Golf ha logrado una buena acogida, y de esa forma desde Volkswagen ha llegado a la conclusión que la actual capacidad de producción de la planta de Dresde, 35 unidades diarias, se había quedado corta, y tendrían que poner en marcha un nuevo turno para llegar a las 70 unidades al día. Una producción que se sumarían a las 80 unidades/día que están saliendo de la fábrica de Wolfsburgo.

Esto permitiría llegar a una producción cercana a las 4.000 unidades mensuales. Una cifra que a priori parece incluso corta si tenemos en cuenta que sólo en Noruega ya se están vendido más de 1.000 unidades al mes, y en Alemania ya supera las 400 unidades mensuales.

Un ejemplo de que hay demanda de coches eléctricos, pero estos deben contar con una autonomía lo más amplia posible para atraer a un público cada vez más variado.

Relacionadas

Vía | SZ

 

Compártelo: