La review más completa hasta el momento del Tesla Model 3. Primera prueba del Autopilot 2.5

De entre todas las pruebas que se  han realizado hasta ahora del Tesla Model 3, probablemente pocas sean tan completas como esta. Esta review la ha realizado un usuario que alquiló en Silicon Valley durante cuatro días un Model 3, que condujo durante un total de 502 km.

Entrada al vehículo

Comienza explicando el funcionamiento de la tarjeta para invitados (el Model 3 se puede abrir con una aplicación de smartphone, pero al ser el coche alquilado, tuvo que utilizar la tarjeta). Para desbloquear el Model 3, hay que sostener la tarjeta contra el pilar B del lado del conductor. Sin embargo, al cabo de dos días el usuario tenía que golpear el pilar B con la tarjeta para poder abrir el coche.

Como curiosidad, si después de entrar al coche el usuario tarda demasiado en pisar el freno, automáticamente saldrá un aviso pidiéndole que deje la tarjeta de invitado en el detector al lado del posavasos. Algo que no es necesario hacer cuando tienes la aplicación en el móvil.

Las manijas de las puertas del Model 3 por su parte no le parecen ni prácticas ni fáciles de usar. Hay que empujar la parte trasera del mango con el pulgar para que así «emerja» la parte delantera, agarrarla y poder abrir la puerta. Se pellizcó los dedos en más de una ocasión por este sistema, que no encuentra intuitivo.

Pantalla central

El usuario se adaptó rápidamente a la pantalla central, que encontró bastante intuitiva, a pesar de que su primer contacto con ella fue conduciendo de noche y al principio tuvo algún problema para buscar la forma de regular los espejos y los controles del climatizador y del sistema de iluminación.

La pantalla está distribuida de la siguiente forma: la información relativa a la conducción está a la izquierda, los controles en la parte inferior, y la navegación a la derecha. El icono del Autopilot aparece junto al velocímetro y se puede regular la velocidad presionando los íconos + y -, algo que puede distraer la atención del conductor de la carretera.

Los mapas son claros, pero a diferencia de los Model S y Model X, las indicaciones detalladas están en el extremo derecho de la pantalla, lo que hace que leerlas sea un poco complicado al no estar la pantalla orientada hacia el conductor.

Comportamiento, dinámica y confort

En lo relativo al comportamiento dinámico del vehículo, lo define como «divertido». Esto tiene como desventaja que, al igual que otros sedán deportivos, la calidad de rodadura se resiente. Un futuro usuario deberá tener en cuenta que sentirá cada golpe, surco en la carretera e incluso el firme rugoso de la misma.

La diferencia en la calidad de rodadura respecto a los Model S y Model X, sobretodo si equipan suspensiones neumáticas, es muy grande, y ya ha sido comentada por numerosos usuarios. Esto no se debe a los neumáticos de perfil bajo, sino a la configuración del chasis, con una puesta a punto eficaz pero dura.

El único problema que ve el usuario en esta configuración es que a la hora de realizar viajes largos el confort se resiente. Sin embargo, todo esto lo compensa con la forma en la que se conduce (algo buscado, pues tiene en el punto de mira al BMW Serie 3). El Model 3 destaca por una aceleración abrumadora, y en conducción deportiva muestra buenas maneras. El centro de gravedad bajo también ayuda a redondear una dinámica ágil y estable.

Además, también destaca que es muy fácil maniobrar en ciudad con el modelo, pues el radio de giro es muy pequeño (gracias a la tracción trasera).

Autopilot 2.5

Su unidad no equipa el Autopilot 2, sino el nuevo Autopilot 2.5, que como se puede ver en el vídeo que adjunta la prueba, funciona muy bien. Según el usuario, iguala al Autopilot original de Mobileye. La falta de precisión a la hora de cambiar de carril que tenía el Autopilot 2 ha desaparecido, funcionando de forma idéntica al Model S de 2015 del usuario.

Sin embargo, echa en falta la palanca de ajuste de velocidad tras el volante, pues ahora se controla presionando los iconos + y – en la pantalla central. Presionar el freno es la mejor manera de desactivar el Autopilot 2.5, ya que no hay un interruptor de apagado como en el Model S y el Model X. Probó el nuevo sistema de conducción autónoma tanto con tráfico alto como bajo, y el resultado fue satisfactorio.

Calidad de construcción, impresiones del interior y maletero

A pesar de que su Model 3 era de construcción temprana, considera que su calidad constructiva es muy buena. Encontró tan solo un defecto: el ruido aerodinámico producido por el viento en el pilar A cuando se circula por autopista. Así, para él la calidad de ajuste, acabado y construcción del Model 3 es excelente. Las tolerancias entre los paneles de las puertas, el capó y el maletero son mínimas, mientras que la calidad y el ajuste de los materiales interiores es muy bueno.

El maletero por su parte es muy grande, con techo alto, suelo bajo y un compartimento de almacenamiento inferior. Tesla proporciona todos los cables de carga necesarios (110V/240V) y el adaptador L2 en una bolsa. El Frunk (maletero frontal) por su parte es muy útil para guardar pequeñas bolsas o para llevar la compra.

Respecto al interior, encuentra los asientos delanteros muy cómodos y firmes. Los controles del asiento están en los marcos de los asientos, como suele ser común en otros modelos. El asiento trasero por su parte está bien para dos adultos en viajes cortos (de una hora o menos), mientras que tres adultos sólo deberían ir en trayectos muy cortos.

La consola central tiene múltiples compartimentos de almacenamiento, y permite acoplar el iPhone de forma cómoda. Sin embargo, le encuentra una pega: el cierre magnético a veces requiere de más presión de la cuenta para cerrar algún compartimento de la consola central.

Precio y conclusiones

El precio de este modelo en Estados Unidos, con todos los extras que equipa la unidad probada, es de 56.500 dólares antes de impuestos y tasas. El coche probado monta todos los extras posibles: además de los (por el momento) obligatorios interior Premium (5.000 dólares) y batería Long Range (9.000 dólares), equipa el Autopilot (5.000 dólares), pintura metalizada (1.000 dólares) y llantas de 19 pulgadas (1.500 dólares).

El usuario considera que gracias a todo el dinero que se ahorra en gasolina con el coche, merece la pena el coste superior respecto a un Audi A4, BMW Serie 3 o Mercedes Clase C. Sin embargo, cree que si se realizan frecuentes viajes de larga distancia o se suele llevar a muchos pasajeros, es posible que un Model S o el Model X se adapten mejor dado su mayor confort y espacio interior.

Relacionados

Fuente | InsideEVs

Compártelo: