El Volkswagen I.D. R consigue el mejor tiempo de clasificación en Pikes Peak

Volkswagen ha puesto toda la carne en el asador para triunfar este año en la competición Pikes Peak con su modelo de carreras 100% eléctrico I.D. R, y todo parece indicar que los resultados serán los esperados por la marca alemana. El vehículo ha establecido el tiempo de calificación más rápido de toda la parrilla: 3:16,083 minutos. Así, el modelo eléctrico se sitúa por delante de todos sus rivales de cara a la mítica carrera de 8 kilómetros por tramos de montaña.

El tres veces ganador de Pikes Peak, Romain Dumas, ha sido 11,049 segundos más rápido que el siguiente piloto más rápido, Simone Faggioli, que compite con un Norma M20 SF PKP de combustión. Esto es un indicador de lo bien que lo está haciendo Volkswagen, pues Norma tiene una gran tradición en la creación de vehículos competitivos en Pikes Peak: Dumas usó un M20 para ganar la competición en 2014 y 2016. Puede que incluso el vehículo de Volkswagen consiga superar el récord actual de subida, algo realmente remarcable siendo un coche eléctrico.

«Este ha sido un día muy bueno para nosotros», declara Dumas. «El I.D. R Pikes Peak es increíble. Nunca he experimentado una aceleración y una potencia así en un coche de carreras. Me doy cuenta de que el coche y yo nos estamos convirtiendo cada vez más en una unidad con cada kilómetro». El récord mundial actual se sitúa en 8:13,878 minutos, y fue logrado en 2013 por Sébastien Loeb a los mandos de un Peugeot 208 T16 Pikes Peak. El récord de un coche eléctrico lo ostenta Rhys Millen con el Drive eO PP100, que consiguió hacer unos respetables 8:57,118 minutos.

Como puede verse, Volkswagen lo tiene relativamente fácil para superar el récord eléctrico, y no es descartable que bata el tiempo conseguido por Peugeot en 2013. Los coches de combustión pierden potencia más rápidamente que los eléctricos con la altitud, algo que beneficia al I.D. R. Sin embargo, la calificación no es indicativa del tiempo total, ya que la sección intermedia del recorrido es muy irregular.

Con todo, que una gran compañía como Volkswagen apueste por el coche eléctrico para competir en una reputada carrera como es Pikes Peak es sin duda una buena noticia, pues permitirá que el público compruebe lo competitivo que puede llegar a ser un coche de estas características. Además, un triunfo en Pikes Peak sería un gran espaldarazo publicitario de cara al lanzamiento de la gama I.D. 100% eléctrica de Volkswagen el año que viene.

Fuente | The Truth About Cars

Compártelo: