Jelly, el proyecto de patinete eléctrico impulsado por Ford

Jelly es un proyecto de patinete eléctrico desarrollado en la Universidad de Indiana. Similar a otras startups de patinetes de tracción eléctrica, esta empresa pretende ofrecer un servicio de alquiler de estos vehículos igual que otras empresas lo ofrecen ya. Salvo por una diferencia, que bajo esta marca se encuentra nada menos que el grupo Ford.

De momento, Jelly no ofrece ningún tipo de dato sobre el modelo de patinete eléctrico o del servico que va a prestar. En su página web solo aparece la expresión «próximamente». No aparecen más datos tampoco en la noticia dada por la propia Universidad, donde se describe a Jelly como «un proyecto de investigación en todo el campus sobre las mejores prácticas para el uso de patinetes eléctricos», sin mencionar en ningún momento a Ford.

El primero en darse cuenta de que el fabricante de automóviles estaba detrás de este proyecto fue un usuario de Reddit al publicarse el contrato de alquiler de Jelly, donde aparecía información de Ford Smart Mobility, la filial de tecnología de Ford que se rescindió del grupo en 2016.

Después de que se publicara esta información, la estrategia de Ford de mantener su nombre fuera del proyecto por miedo a influir en los resultados quedó fuera de lugar, por lo que un portavoz de la marca se apresuró a afirmar que «estamos orgullosos de apoyar este proyecto de investigación académica con la Universidad de Purdue. Esperamos aprender más sobre los patinetes eléctricos como una solución de movilidad«.

Según fuentes de la Universidad, se repartirán 40 de estos patinetes en todo el campus durante un periodo de cuatro semanas y la empresa se coordinará con los servicios públicos de la ciudad y del propio campus para asegurar una buena cooperación. Ford trabajará con personal de la Universidad para obtener información y datos sobre el uso de estos vehículos, como el tiempo de utilización o la forma de administrar la flota. Además, se va a realizar un estudio sobre cómo se pueden incorporar mejor estos patinetes al entorno urbano.

Jelly plantea un cambio de estrategia respecto a la que utilizan empresas como Lime, es decir, que sus patinetes no sean un estorbo para la movilidad de los peatones debido a su estancia en sitios inapropiados que bloqueen el paso o impidan el libre acceso a ciertos espacios.

Los resultados de este proyecto están enfocados a su utilización por ingenieros civiles y planificadores de ciudades para determinar el ámbito de uso de estos vehículos. La Universidad también recopilará estos datos para determinar su prohibición o no y su uso en el campus.

Vía | The Verge

Compártelo: