Shell inaugura en Francia sus primeros cargadores ultrarrápidos de 350 kW

Los cargadores ubicados en un área de servicio a las afueras de Paris son los primeros que la empresa Shell ha instalado en Europa dentro de su ambicioso plan de repartir una serie de cargadores por 80 zonas dentro de Europa occidental con la vista puesta en el año 2020. Con este movimiento, la empresa incrementa su estrategia de cara a ofrecer infraestructura para vehículos eléctricos para los próximos años.

Estos nuevos cargadores a día de hoy tienen tanta potencia que actualmente no son aprovechables en su totalidad por prácticamente ningún modelo eléctrico en el mercado. Las características de estos puntos de carga son bastante llamativas, puesto que son capaces de cargar 150 kilómetros de autonomía de un coche eléctrico en apenas 5 minutos o recargar completamente la batería de un vehículo eléctrico actual en poco más de 10 minutos. Esto supone ser hasta 3 veces más rápido que los cargadores disponibles actualmente.

Uno de los primeros modelos que se espera que sea capaz de probar totalmente la capacidad de carga de estos cargadores de Shell es el nuevo modelo eléctrico de Porsche, el Taycan. La mayoría de coches eléctricos que hay actualmente en el mercado rondan las potencias de carga de entre 43 y 50 kW, a excepción de los modelos de Tesla, que son capaces de concetarse a su red a 120 kW. Sin embargo, la mayoría de modelos nuevos que saldrán a la venta serán capaces de carar a potencias en torno a los 100 kW.

Los cargadores de Shell son los primeros cargadores de la amplia red europea Ionity, diseñada para facilitar la movilidad eléctrica de cara a la realización de viajes largos por toda la Unión Europea. Estos cargadores están diseñados para cargar a una potencia máxima de 350 kW. Michael Hajesch, director ejecutivo de Ionity, aseguró que «la compañía ha asegurado ya cerca del 75% de las ubicaciones planeadas en su red«.

Este interés de las compañías petroleras en adquirir puntos de carga es creciente. BP compró la red de carga más grande de Reino Unido por 130 millones de libras y la empresa francesa Total se ha asociado con la compañía estadounidense ChargePoint para la comercialización de cargadores a empresas de Reino Unido. La misma empresa Shell también se sumó a esta estrategia y adquirió la empresa holandesa de carga New Motion.

Relacionadas | La petrolera Shell se suma a la red de puntos de recarga Ionity

Vía | The Guardian

 

Compártelo: