NIO comienza la instalación de sus estaciones de cambio de batería…literalmente pegadas a los Supercargadores de Tesla

El fabricante chino NIO ha dado comienzo a la instalación de sus primeras estaciones de cambio de baterías para su coche eléctrico, el ES8. Un todocamino que está a la venta en el mercado asiático desde antes del verano, y que en breve podrá comenzar a acceder a este sistema.

Lo más curioso es que la estrategia de NIO para dar mayor repercusión a su infraestructura, es la de levantarla justo al lado de los Supercargadores de Tesla. Y como vemos en la foto, no a pocos metros, sino totalmente pegada.

De esta forma el fabricante chino se asegura el llegar a un tipo de cliente que entra dentro del perfil de su producto. Además podrá disfrutar de una publicidad extra y gratuita que facilitará su expansión también por las redes sociales.

Como recordamos, NIO ha optado por un sistema comercial que mezcla la tradicional compra de coche y batería, o en su defecto la compra del coche y con la batería en formato de alquiler. En este último caso el cliente además de un coste menor de adquisición, y un alquiler mensual por esta propia batería, podrá acceder a una red de estaciones de cambio de batería.

Una red que NIO ya ha comenzado a desplegar y que necesita apenas 3 minutos para cambiar un pack. El objetivo de NIO es contar con una red de cambio de batería de 1.100 estaciones para 2020, y eso sólo en China. Un paso muy arriesgado a la vista de anteriores intentos como el de Better Place, que a pesar del apoyo de marcas como Renault terminó con la quiebra de la empresa.

Gracias a este formato, aquellos usuarios que están interesados en dar el salto a un coche eléctrico, pero cuestiones como la autonomía y los tiempos de recarga sean un freno, esta puede ser una interesante solución. Una forma adicional de retirar coches con motor de combustión de las calles que necesitará una potente inversión.

Relacionadas | Se presenta el NIO ES8. Un todocamino eléctrico con batería extraible, hasta 355 kms de autonomía y un precio desde 57.400 euros

Compártelo: