Varta se une a la fabricación de baterías de coches eléctricos para competir con las empresas asiáticas

La empresa alemana Varta, dedicada a la fabricación de baterías, ha puesto en marcha un plan de fabricación en masa de celdas de baterías de ion-litio para equipar a vehículos eléctricos con el fin de rivalizar con la dura competencia de las empresas asiáticas, líderes en este sector. Varta, que actualmente fabrica baterías convencionales para automóviles, pilas y sistemas de almacenamiento de energía eléctrica proveniente del sol, ha firmado un acuerdo con un organismo de investigación científica muy prestigioso: el Instituto Fraunhofer de Alemania.

Esta colaboración se enmarca dentro de un plan del gobierno de Alemania para incentivar la producción de celdas de baterías para vehículos eléctricos en territorio alemán para reducir la dependencia de sus fabricantes de los proveedores asiáticos y así, a su vez, consevar los puetos de trabajo que dependen directamente de la fabricación de automóviles y derivados con motor de combustión. El presupuesto destinado a este plan, según fuentes gubernamentales, ronda los 1.000 millones de euros.

Según declaró el CEO de Varta, Herbert Schein, «con este proyecto de investigación queremos obtener ventajas técnicas en la producción de celdas de baterías sobre los fabricantes asiáticos y estamos en este momento en intensas conversaciones con otros actores relevantes del mercado para ampliar nuestra línea de productos«. Herbert Schein no especificó a qué líneas de productos se refiere ni dio más detalles sobre los actores implicados.

Lo que sí sabemos es que Varta mantiene conversaciones con el Ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, junto al gigante químico BASF y la filial alemana de Ford para la creación de un marco de colaboración para la construcción y distribución de baterías producidas en territorio alemán. Esta intervención del Gobierno rompe la política industrial que hasta ahora llevaba el gobierno de Angela Merkel de no intervenir en las decisiones comerciales debido a la necesidad de contrarrestar el dominio de las empresas asiáticas en el sector del automóvil eléctrico.

El grupo Volkswagen, según una fuente implicada en estas conversaciones, también estaría dispuesto a colaborar estrechamente en un consorcio liderado por el gobierno de Berlín para la producción de baterías para coches eléctricos en Alemania. Este posible conglomerado parte con la ventaja de la amplia experiencia de Varta en el sector de la producción en masa de baterías, lo que aceleraría el proceso de ensamblaje de estas celdas.

Por su parte, el Ministro de Economía Peter Altmaier declaró que hay partes interesadas en la idea de este consorcio sobre la producción de baterías en masa y que espera que las primeras decisiones en temas de inversión se produzcan sobre el mes de marzo de 2019.

Vía | Reuters

Compártelo: