El Jaguar I-Pace logra cinco estrellas en las endurecidas pruebas de choque EuroNCAP

El último lanzamiento de Jaguar, el SUV 100% eléctrico I-Pace, acaba de ser probado por EuroNCAP. Durante la última ronda de test de seguridad del prestigioso organismo europeo, el estrepitoso fracaso de varios exitosos modelos ha puesto de manifiesto el enorme endurecimiento que han sufrido las pruebas de EuroNCAP en los últimos años, tanto a nivel de seguridad pasiva como activa.

El FIAT Panda, que en el año 2012 logró un total de 4 estrellas sobre 5 en las pruebas de choque, acaba de ser probado bajo los estándares de 2018, logrando 0 estrellas y suspendiendo en todos y cada uno de los apartados, desde la seguridad de los pasajeros adultos, niños y peatones en caso de choque, hasta los asistentes de seguridad activa.

En recién renovado Jeep Wrangler tampoco lo hace mucho mejor, pues ha logrado apenas 1 estrella, algo que se puede explicar en que utiliza un clásico chasis de largueros y travesaños en lugar de uno autoportante. ¿Significa esto que el FIAT Panda y el Jeep Wrangler son coches inseguros? Nada más lejos de la realidad: con estándares anteriores, ambos habrían logrado puntuaciones muy altas.

Es por esto que las 5 estrellas logradas por el Jaguar I-Pace suponen una gran noticia para la marca británica, pues significa que incluso según los nuevos estándares, más duros que nunca, el SUV eléctrico es capaz de ofrecer la mejor seguridad posible a los usuarios. Así, el I-Pace ha conseguido una puntuación del 91% en la seguridad de los pasajeros adultos y un 81% en la de niños, un 73% en la seguridad de los peatones en caso de atropello, y un 81% en asistentes de conducción.

De todos los test realizados al I-Pace, habría que destacar el magnífico desempeño obtenido en las pruebas de choque lateral, tanto contra una barrera deformable como contra un poste: el SUV eléctrico logra 16 puntos sobre 16 en este apartado, algo que probablemente se deba a la situación de las baterías en los bajos, que refuerzan enormemente la resistencia del chasis y evitan la penetración en el habitáculo de objetos externos en caso de choque.

Esta no es la primera vez que un coche eléctrico demuestra en las pruebas de choque su fantástico desempeño: actualmente, los tres coches más seguros jamás probados por la NHTSA son los Tesla Model 3, Tesla Model S y Tesla Model X. Además, vehículos como el Renault ZOE lograron en su momento grandes resultados en las pruebas de EuroNCAP (el año que fue probado consiguió ser el vehículo más seguro de su categoría).

Fuente | EuroNCAP

Compártelo: