El Chevrolet Bolt se derrumba un 41% en sus ventas en el tercer trimestre

No corren buenos tiempos para el programa de coches eléctricos de General Motors. En pleno ascenso de las ventas, sus propuestas no logran llamar la atención del público norteamericano, lo que provoca una caída sin frenos de las ventas en este mercado. Una señal de que la competencia no da cuartel, y de que la propuesta del Bolt puede no sea la más indicada para un mercado como los Estados Unidos.

En el último trimestre del año, el Bolt ha entregado un total de 3.949 unidades, una cifra que supone un 41% menos que el mismo periodo del pasado año. En el acumulado del año suma 11.807 unidades, o un descenso del 17.45% respecto al 2017.

Es la mayor caída del sector de los modelos impulsados por electricidad, justo por delante de un Toyota Prius, incluyendo la versión enchufable, que ve como en 2018 ha vendido un 17.28% menos que el año anterior.

Muchos estarán pensando que esto tiene su origen en la llegada del Tesla Model 3. Pero hablamos de propuestas enmarcadas en segmentos diferentes, y con precios bastante dispares, ya que el Model 3 más económico hasta ahora era el Long Range Dual Motor, que sale por 53.000 dólares, por los 37.500 dólares del Bolt.

Otra señal son las cifras de otros coches eléctricos en el mercado. El Hyundai IONIQ en sus tres variantes ha cerrado el año con un crecimiento del 37.69%, mientras que el BMW i3 lo ha hecho un 4.57%. Y eso que todavía no está disponible la nueva versión de 42 kWh. También cierra el año con un importante crecimiento el Honda Clarity, con un nuevo Nissan LEAF que cierra el ejercicio casi con una línea plana, o un 0.5% de descenso.

Esto nos muestra que la apuesta de General Motors por lanzar el Bolt en Estados Unidos ha sido un fracaso. Algo que confirman las cifras de ventas de otros mercados con gustos algo más europeos, como Canadá, donde las entregas han aumentado un 50% en 2018, o en Corea del Sur, donde han pasado de entregar una cuota limitada a apenas 136 unidades trimestrales en 2017, a 1.570 en el último trimestre de 2018.

Un Bolt que ofrece aspectos tan interesantes como un cuerpo amplio para los ocupantes, también un maletero espacioso con nada menos que 480 litros, un sistema de propulsión de 204 CV, batería de 60 kWh, que le proporcionan 383 km bajo el ciclo americano EPA. Una combinación que junto con su diseño, parece más destinado a un mercado europeo donde ha tenido pocas oportunidades de la mano de un Opel Ampera-e que no ha recibido la atención y el cuidado necesario por parte de una Opel que en el proceso cambió de manos, pasando de General Motors a PSA.

Relacionadas | Comparativa: Chevrolet Bolt contra Tesla Model S 60

Vía

Compártelo: