General Motors afirma que ninguno de los más de 200.000 Chevrolet Bolt y Volt fabricados ha necesitado sustituir su batería

El pasado miércoles, la directora ejecutiva de General Motors, Mary Barra, realizó una entrevista en la cual explicó los planes de reestructuración del gigante automovilístico, así como su decisión de cerrar cuatro plantas en Estados Unidos y dejar de ofrecer modelos como los Chevrolet Cruze, Volt e Impala o Buick LaCrosee, entre otros. Además, durante la entrevista Barra también dio algunos detalles interesantes sobre la decidida apuesta por el coche eléctrico y autónomo que ha realizado el grupo americano.

De acuerdo con la ejecutiva, la decisión de cerrar las plantas y dejar de ofrecer modelos es una medida para reducir las pérdidas económicas del grupo y conseguir mejorar la rentabilidad. De acuerdo con ella, la mayoría de las plantas que van a cerrar han estado funcionando a un 30% o 40% de su capacidad máxima durante varios años, por lo que han preferido adelantarse a la próxima crisis económica iniciando su transformación tecnológica ahora que la economía todavía es fuerte.

Barra resaltó durante la entrevista la importancia de convertir a Cadillac en una marca que sea líder en tecnología, algo que se conseguirá transformándola en la punta de lanza de General Motors en materia de coches eléctricos. El primer modelo 100% eléctrico de Cadillac será un SUV de gran tamaño basado en la nueva plataforma BEV3 que se pondrá en el año 2021.

Respecto al coche autónomo, Barra afirma que hay espacio en el futuro para los coches autónomos privados, si bien su división especializada en conducción autónoma Cruise está centrada en la creación de un servicio de taxis sin conductor, el cual será lanzado a lo largo de este mismo año en San Francisco. Los modelos utilizados serán Chevrolet Bolt 100% eléctricos desprovistos de volante o de pedales; es decir, coches autónomos de nivel 5.

Durante la entrevista, la directiva dio un interesante dato acerca de sus coches eléctricos: aparentemente, ninguno de los más de 200.000 Chevrolet Volt (híbrido enchufable) y Bolt (eléctrico puro) vendidos por General Motors hasta el momento ha necesitado un cambio de baterías. Algo que en un principio pondría de manifiesto el buen rendimiento de los packs fabricados por LG Chem, suministrador de las celdas empleadas por los modelos de Chevrolet.

Sin embargo, se sabe a ciencia cierta que esta afirmación no es correcta, pues existen varios testimonios de propietarios que han tenido que cambiar las baterías de sus Bolt en garantía. Es muy posible que Barra se haya equivocado en su afirmación, queriendo referirse a que ninguno de sus coches eléctricos ha tenido que ver cambiadas sus baterías por degradación, algo igualmente reseñable y de lo que no pueden presumir otros fabricantes de coches eléctricos.

Fuente | Automotive News

Compártelo: