Dos jóvenes ganan 35.000 dólares y un Tesla Model 3 por conseguir hackear el vehículo

En varias ocasiones, Tesla ha retado a los hackers de todo el mundo a encontrar errores en los sistemas de sus vehículos que les permitan piratearlos, ofreciendo a cambio interesantes recompensas a aquellos que lograran dicho objetivo. Una forma interesante de encontrar errores difíciles de localizar que podrían suponer un posible problema en el futuro.

Ahora, dos jóvenes hackers han ganado un total de 35.000 dólares y un Tesla Model 3 como premio por haber encontrado un error que les permitió introducirse en el navegador web interno del automóvil. Richard Zhu y Amat Cama detectaron un bug en el navegador que les permitió piratear los sistemas del vehículo y escribir un mensaje en su pantalla.

Este pirateo lo realizaron como parte del concurso anual de hackers Pwn2Own, en el que numerosas empresas retan a los piratas informáticos a que encuentren errores en sus sistemas. Zhu y Cama también obtuvieron victorias en otros eventos similares, incluyendo la localización de bugs en el navegador Safari de Apple y en Microsoft Windows, obteniendo un total de 350.000 dólares en premios.

Tesla por su parte se ha comprometido a lanzar un parche de software en respuesta al descubrimiento de Zhu y Cama. «Entendemos que esta demostración requirió una cantidad extraordinaria de esfuerzo y habilidad, y agradecemos a estos investigadores su trabajo para ayudarnos a continuar asegurándonos de que nuestros vehículos sean más seguros en la carretera».

En un mundo en el que los coches cada vez están más automatizados, es de vital importancia que los fabricantes se aseguren de la inviolabilidad de sus sistemas. Los coches autónomos y conectados abren todo un mundo de posibilidades de cara a conseguir una conducción más cómoda y segura; sin embargo, el hecho de contar con sistemas informáticos tan avanzados también puede suponer un riesgo si un hacker tiene acceso al vehículo.

Hace un tiempo, unos hackers demostraron con un Jeep que es relativamente fácil bloquear el encendido y las puertas de un vehículo hackeándolo. Por lo tanto, los problemas que podría suponer el hackeo de un modelo más avanzado, capaz de desplazarse por si mismo y totalmente integrado con los diferentes perfiles en diferentes redes sociales del conductor podría suponer un problema en el futuro. Por ello, la labor de los equipos encargados de «blindar» los sistemas de los vehículos es de vital importancia para asegurar que la conducción del futuro sea segura y a prueba de cualquier tipo de pirateo que comprometa al conductor.

Fuente | CNBC

Compártelo: