Ford confía en la electrificación para salir de los números rojos en Europa

Ford actualmente se enfrenta a una situación complicada en Europa. Muchos de sus modelos han perdido cuota de mercado, lo que unido a unos costes de producción cada vez más elevados está llevando a la marca a los números rojos en el viejo continente: el año pasado, la filial europea del gigante americano registró unas pérdidas de casi 400 millones de dólares.

Como respuesta, Ford ha iniciado un duro programa de reestructuración, que incluirá entre otras cosas una reducción de 5.000 empleos en Alemania (de un total de 24.000), su retirada del mercado ruso, el cierre de una planta en Francia y el cese en la producción del otora exitoso C-Max, el monovolumen compacto de la marca.

«Transformaremos nuestro negocio en Europa. El objetivo es el retorno a corto plazo de la rentabilidad y un negocio competitivo a largo plazo», explica el jefe de Ford Alemania, Gunnar Herrmann. Esta transformación estará marcada por una decidida apuesta por la electrificación para adaptarse a la nueva realidad del mercado europeo. Así, en los próximos años la marca lanzará en el viejo continente 16 nuevos modelos electrificados, incluyendo mild-hybrid, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos puros.

El programa de electrificación de Ford está actualmente en manos del equipo Edison, el cual ha sido bautizado así por la estrecha amistad que unía a Henry Ford y Thomas Alva Edison, los cuales a principios del siglo XX desarrollaron juntos un pequeño coche eléctrico y un sistema de cambio de baterías para las flotas de taxis de las ciudades estadounidenses, proyecto que no llegó a buen puerto debido a sus altos costes.

Por el momento, se sabe que el primer modelo 100% eléctrico de nueva generación de Ford se llamará Mach E y será un SUV de altas prestaciones con una estética basada en el famoso Mustang. La marca confirmó recientemente que este modelo tendrá una autonomía de unos 600 km bajo el ciclo de homologación WLTP, una cifra verdaderamente buena comparada incluso con los modelos de Tesla (el Model 3 Long Range Dual Motor se conforma con 560 km WLTP).

A este modelo habrá que añadir otros como los recién presentados Fiesta y Focus EcoBoost Hybrid, las versiones electrificadas del Kuga (mild-hybrid, híbrido e híbrido enchufable), el Mondeo Hybrid, las Transit Custom y Tourneo Custom híbridas enchufables, la Transit eléctrica, el Explorer PHEV, etc. Además, Ford se está planteando emplear la plataforma modular MEB de Volkswagen en sus futuros modelos eléctricos para ahorrar costes.

Fuente | Edison

Compártelo: