Así es como BMW ve en la Fórmula E una herramienta de marketing para vender coches eléctricos

El deporte del motor, en cualquiera de sus distintas categorías, no es barato, por eso la principal forma de obtener ingresos es mediante la inversión en los equipos por parte de los diferentes patrocinadores.

Para muchos fabricantes de coches, la Fórmula E representa un nuevo e interesante desafío. Jens Marquardt, el director de BMW Motorsport, cree que la competición debe verse como una herramienta de marketing y parte de una estrategia global. Desde BMW están dando lo máximo en la Fórmula E para ayudar al coche eléctrico, por eso la selección de circuitos se basa en entornos urbanos en ciudades, ya que las marcas quieren que los coches eléctricos se usen en este tipo de carreteras para «limpiar» las ciudades.

Esta competición también permite seguir avanzando en la tecnología ofrecida por los coches eléctricos de producción y contribuye a hacer del coche eléctrico un transporte más creíble y cercano. En el equipo BMW, los ingenieros que trabajan en el coche de la Fórmula E son los mismos que desarrollan la gama «i» de BMW, no dejando de lado la deportividad y la experiencia de conducción de todo un BMW.

Sin embargo, desde la marca alemana creen que hay tres obstáculos principales que aún hacen a los potenciales clientes del coche eléctrico no contemplarlo como sustituto de sus actuales coche de combustión interna. Estos son el precio, la autonomía y los tiempos de carga.

La Fórmula E debe ser utilizada para combatir estas tres preocupaciones de los consumidores, convenciendo a los conductores que un futuro totalmente eléctrico es posible. Para BMW, ya ha conseguido parte de su objetivo en esta competición, que es la de convencer de la seguridad de las baterías utilizadas en los coches eléctricos. Ahora, los coches de Fórmula E pueden competir una carrera entera sin necesidad de cambiar de coche o batería, gracias a las mejoras en la eficiencia energética y capacidad de las baterías utilizadas, sin limitar la velocidad máxima de 280 km/h de estos coches eléctricos.

Pese a ello, aún queda mostrar al público que la infraestructura de carga de coches eléctrico ha mejorado, y eso no parece posible dentro de la Fórmula E, una categoría donde los coches no cargan la batería en toda la carrera, ya que no lo necesitan. Esto tendrá que realizarse por parte de los gobiernos de cada país, si quieren incentivar el uso del coche eléctrico en su territorio.

Fuente | Android Pit

Compártelo: