Aiways será el primer fabricante chino en vender sus coches eléctricos en Europa: el SUV U5 llegará en 2020 con hasta 560 kilómetros de autonomía (NEDC) por menos de 40.000 euros

Aiways es un fabricante de coches eléctricos chinos radicado en Shanghái que tiene el ambicioso objetivo de convertirse en la primera marca del país asiático en vender sus coches eléctricos en el mercado europeo: sus planes pasan por ofrecer su nuevo SUV U5 en Alemania, Francia, Suiza, Noruega y Países Bajos en primavera de 2020, adelantándose a otras marcas como BYTON, que llegará a nuestro mercado a finales de ese mismo año.

La estrategia de la compañía se enfocará en prescindir de concesionarios, ofreciendo a los clientes un modelo de venta online. Esto permitirá reducir costes y aumentar su competitividad frente a las marcas tradicionales. El nuevo U5 costará menos de 40.000 euros de acuerdo con Alexander Klose, vicepresidente de operaciones en el extranjero de Aiways, por lo que se convertirá en una opción muy atractiva dentro del panorama europeo.

La producción a gran escala del U5 para el mercado chino comenzará el próximo mes de septiembre, por lo que Aiways apenas tendrá ocho meses para preparar su modelo para el mercado europeo. Dado la ambicioso de este calendario, es altamente probable que el lanzamiento del vehículo sufra algún retraso, situación que ya se ha visto en otros fabricantes como Tesla o BYD.

«Los fabricantes de automóviles chinos han intentado muchos métodos diferentes para ingresar en los mercados extranjeros», declara Quin García, director gerente de Autotech Ventures, con sede en San Francisco. «La pregunta fundamental que me gustaría hacer es: ¿qué haría que un consumidor europeo elija a los chinos de entre todos los vehículos disponibles en el mercado europeo?»

Con 4,68 metros de largo y cinco amplias plazas, el Aiways U5 se situará en el corazón del segmento D-SUV, rivalizando contra modelos como el Tesla Model Y, el Jaguar I-Pace, el Mercedes-Benz EQC, el Audi Q4 e-tron, el BMW iX3 o el Volkswagen ID. Crozz, entre otros. Frente a estos destacará por su coste contenido y por su peculiar estética.

El habitáculo del U5, de aspecto moderno y refinado, se caracterizará por el uso de tres pantallas: una tras el volante a modo de instrumentación, otra táctil en posición central superior de 12,3 pulgadas para controlar el sistema multimedia, y una tercera sobre la consola central flotante empleada para controlar el sistema de climatización. Además, contará con un sistema de acceso y arranque mediante reconocimiento facial, conducción autónoma de nivel 2, un asistente de aparcamiento autónomo, detector de fatiga…

A nivel mecánico destacará por su motor de 190 cv de potencia y 315 Nm de par, en configuración de tracción delantera. El 0 a 100 km/h lo completará en menos de 10 segundos, y su autonomía bajo el ciclo de homologación NEDC (la única que ha proporcionado el fabricante) será de 460 km o de 560 km dependiendo de si se opta por un pack de baterías de 63 kWh o de 83 kWh. Respecto a la carga, podrá recuperar el 80% de su autonomía en apenas 40 minutos.

Es interesante recordar que por el momento el ciclo NEDC es el único formato que están utilizando las marcas chinas, incluso las que preparan su llegada a Europa. Pero haciendo una estimación respecto a las diferencias con el ciclo WLTP vistas en otros modelos, podemos ver que la versión de 63 kWh debería rondar los 335 km WLTP, mientras que la dotada de la batería de 83 kWh unos 410 km WLTP.

Fuente | Quartz

Compártelo: