Ford producirá en la fábrica de Almussafes las baterías para sus coches eléctricos e híbridos

Ford es una de las marcas que más han tardado en unirse a la transición que está viviendo el sector del automóvil en todo el mundo. Pese a que el fabricante ya contaba con versiones híbridas desde hacía tiempo, es con la llegada del Ford Kuga híbrido enchufable su primera incursión en este tipo de motorización, si no tenemos en cuenta el breve Ford Focus Electric que solo se vendió en algunos mercados.

El fabricante estadounidense ha anunciado sus planes de producir las baterías de sus futuros coches híbridos y eléctricos, incluidas las del Ford Kuga híbrido enchufable (PHEV), en la planta de producción que tiene la marca en Almussafes, Valencia. Esto es sin ninguna duda una gran noticia para la fábrica española, que ha visto en los últimos años como se abandonaban algunos modelos icónicos como el Ford Fiesta para comenzar la producción de otros con menos volumen de ventas, como por ejemplo el Ford Mondeo, que cesará su producción en la planta valenciana sin tener sustituto.

Esta nueva responsabilidad otorgada a la planta española, hace ver que desde Ford tiene previsto un futuro prometedor para Almussafes. Mientras que otras fábricas de Ford en el resto de Europa han sufrido innumerables despidos, han elegido a España para fabricar y ensamblar los packs de baterías que llevarán sus coches eléctricos e híbridos enchufables en el futuro. El montaje de estas baterías comenzará en septiembre de 2020 en la planta valenciana, para poder incorporarse a la gama del Ford Kuga y al resto de coches eléctricos e híbridos de Ford.

La apuesta de la compañía por Almussafes también se traduce en una inversión económica para llevar a cabo la adaptación necesaria de sus instalaciones para este nuevo cometido, así como la creación de centenares de puestos de trabajo que antes no existían con la puesta en marcha de estos nuevos procesos de fabricación. En la actualidad, Ford España emplea a 8.000 personas, sin embargo, los reajustes de la fábrica valenciana todavía no han sido definidos y la compañía todavía está estudiando el impacto que tendrá la medida en la plantilla en España.

El Kuga Plug-in Hybrid, la variante híbrida enchufable (PHEV) del modelo estará disponible desde el inicio de la comercialización del vehículo, y al motor 2.5 gasolina en ciclo Atkinson se añadirá un motor eléctrico alimentado por una batería de 14,4 kWh de capacidad que le permitirá alcanzar una autonomía de hasta 50 km en modo eléctrico. Su potencia será de 225 cv.

Fuente | Ford

Compártelo: