Bentley presentará la semana que viene el EXP 100 GT, su primer coche eléctrico y autónomo

Al igual que el resto del grupo Volkswagen, la firma de lujo Bentley está actualmente trabajando en la electrificación de su gama. Así, para el año 2023 el fabricante británico dispondrá de una opción híbrida enchufable en cada uno de sus modelos (los Continental GT, Flying Spur, Bentayga y Mulsanne).

Este mismo año, la marca celebra su 100 aniversario, y para festejarlo, presentará un nuevo prototipo: el EXP 100 GT, un modelo 100% eléctrico y autónomo que nos dará algunas pistas sobre cómo serán los Bentley del futuro. Este vehículo, que será revelado el miércoles 10 de julio, pretende mostrar «la emoción de ser conducido de forma autónoma». Teniendo en cuenta que los Bentley suelen ser coches que se utilizan con chófer, es muy posible que la conducción autónoma sea clave en el futuro de la firma.

Es altamente probable que este modelo sea un gran turismo, pues comparte el apellido GT con el Continental, el único vehículo de corte deportivo de la firma inglesa. De cara a su presentación, Bentley llevará a cabo una ceremonia en su fábrica de Crewe, con la cual culminarán los numerosos eventos conmemorativos que la firma está realizando para celebrar sus 100 años de historia.

«Contará con una fascinante variedad de materiales combinados a la perfección por los diseñadores de Bentley Motors, que han llevado la fabricación artesanal de materiales a otro nivel para establecer un nuevo punto de referencia en la artesanía de lujo. La visión de Bentley sobre el futuro de la movilidad de lujo mejorará de forma inteligente y sostenible la gran experiencia de viaje del propietario, ya sea disfrutando de la emoción de conducir o de ser llevado forma autónoma», afirma en un comunicado el fabricante.

A pesar de lo interesante de este prototipo, lo cierto es que no está previsto que Bentley lance un modelo 100% eléctrico al mercado hasta el año 2025. Este vehículo, que probablemente se asiente sobre la plataforma modular eléctrica PPE desarrollada conjuntamente por Audi y Porsche, podría contar con baterías de electrolito sólido, gracias a las cuales disfrutará de una autonomía similar a la lograda por los modelos de combustión de la firma.

Mientras tanto, Bentley se encuentra inmersa en un proceso para racionalizar su gama, con el objetivo de aumentar los beneficios y las ventas, que probablemente se queden en unas 11.000 unidades en 2019, si bien el objetivo de la marca es el de llegar a los 15.000 vehículos vendidos anualmente.

Fuente | Bentley

Compártelo: