Los barcos híbridos y eléctricos están reduciendo la contaminación en la costa de Canadá

En Canadá, concretamente la Columbia británica, se están utilizando barcos híbridos para reducir las emisiones de emisiones nocivas a la atmósfera, y de esta forma, conseguir limpiar el aire de la zona de costa.

Para llevar a cabo este objetivo, se están utilizando barcos Reliant, de fabricación turca, que cuentan con la posibilidad de navegar por medio de motores eléctricos, o bien motores de combustión que pueden funcionar con gasoil o gas natural. La electrificación se está abriendo paso en el sector de la navegación, especialmente con este tipo de barcos híbridos como paso previo a la utilización de barcos totalmente eléctricos, como algunos ferries de Siemens que ya son utilizados en Noruega.

Después de 3 años utilizando este tipo de barcos en Canadá, el director de desarrollo e ingeniería de flota en Seaspan Marine, Harly Penner, cree que los barcos con tecnología híbrida permitirán reducir las emisiones de CO2. «Lo que podemos hacer en algunas situaciones de uso, es reducir el número de motores que están funcionando en cada momento, y cuando esto ocurre, también disminuyen las emisiones de efecto invernadero a la atmósfera.»

Durante muchos años, la industria de los barcos ha sido criticada por ignorar los problemas de contaminación de sus barcos, especialmente en los grandes cargueros que cruzan los océanos cargados de mercancías, transportando grandes cantidades de productos en largas rutas por todo el mundo. La mayoría de los barcos utilizan directamente fuel, una forma barata, pero viscosa del petróleo que produce unos contaminantes inmensos en su combustión, que no es nada eficiente.

Pese a que no tiene cifras exactas que ofrecer, el cambio de motor diésel a gas natural y eléctrico crea una sustancial reducción de las emisiones.

Según la Comisión Europea, este tipo de transporte es responsable en la actualidad de emitir 940 millones de toneladas de CO2 cada año, casi el 3% de las emisiones globales. Se espera que este porcentaje siga aumentando, debido a que otros sectores comienzan a reducir sus emisiones al existir soluciones más limpias.

En relación con los barcos eléctricos, los países escandinavos son pioneros en su utilización. Varios servicios de transporte de coches y camiones en ferry son llevados a cabo por barcos completamente eléctricos, siendo recargados una vez arriban a puerto, utilizando energía de origen hidroeléctrico.

La transición a los barcos híbridos y eléctricos, es algo que irá aumentando con el tiempo y comenzará a ser algo más común según va avanzando esta tecnología y se van aplicando mayores restricciones a la contaminación generada por este sector de forma mundial.

Fuente | CBC

Compártelo: