Tesla explica las razones por las que se produjo el incendio del Tesla Model S en un aparcamiento en China

La compañía californiana ha anunciado las razones por las que se produjo el incendio en la batería de un Tesla Model S que estaba aparcado en un aparcamiento subterráneo en la ciudad china de Shanghai en el pasado mes de abril.

El equipo de investigación que ha estado trabajando en este suceso, ha realizado un análisis del software de la batería, los datos de su fabricación y el historial del vehículo afectado. Esta investigación no ha encontrado defectos en el sistema y se ha observado como el fallo se inició en un único módulo de la batería, colocado en el frontal del coche.

El fabricante japonés de baterías, Panasonic, proporciona a Tesla las celdas que utiliza en sus baterías, pero no se encarga de estos módulos, que son conjuntos de celdas unidas.

Tesla ha modificado los ajustes de carga y gestión térmica de los Model S y Model X a través de una actualización OTA (over-the-air) para ayudar a proteger la batería y aumentar la duración de esta. Con esta actualización, en teoría, se debería de haber resuelto el problema que produjo el incendio en Shanghai, aunque por el momento Tesla no ha anunciado si seguirá trabajando en futuras soluciones que vayan más allá de una actualización de software. No se ha comentado nada sobre la sustitución de baterías.

Los incendios en las baterías de los coches eléctricos no es algo que ocurra de forma sencilla, pero sí tiene mucha repercusión en los diferentes medios de comunicación y es de esperar que salten las alarmas en cuanto se produce uno en cualquier parte del mundo. Otra marca que ha sufrido problemas relacionados en sus vehículos ha sido NIO, que de forma reciente ha llamado a revisión a 4.803 unidades de su SUV ES8 por aparentes problemas de seguridad en los módulos de sus baterías, que podrían producir un incendio.

China, preocupada por estos problemas, ha pedido a los fabricantes de coches eléctricos que lleven a cabo investigaciones y desarrollen soluciones impermeables al agua y protecciones al alto voltaje para mejorar la seguridad de este tipo de vehículos ante algún imprevisto.

Lo que está claro es que no puede haber propietarios de coches eléctricos preocupados por estos puntuales problemas, ya que perderían la confianza y dejarían de utilizar este tipo de vehículos. Aunque más preocupantes serían las posibles pérdidas económicas que esto podría suponer a una marca de vehículos eléctricos.

Fuente | Reuters

Compártelo: