Un 10% de la producción de coches eléctricos en España para el año 2025 será de coches eléctricos

España es uno de los mayores productores de vehículos en Europa, y eso es algo que va a seguir siendo así con la proliferación de los coches eléctricos. Se espera que los próximos años sean muy importantes para el establecimiento de los vehículos limpios en los diferentes países del mundo, y España, como productor de algunos de estos modelos, producirá un 10% de los coches eléctricos fabricados en el año 2025 en el país.

Si tenemos en cuenta el estudio elaborado por la organización Transport & Environement, para el año 2025 se fabricarán en España 307.469 coches totalmente eléctricos y 203.316 unidades de vehículos híbridos enchufables. En cuanto al total, se producirán aproximadamente 3 millones de unidades en ese mismo año.

Estos datos se traducen en que en los próximos 5 años, España aumentará su producción de vehículos, ya que en la actualidad está en torno a los 2,7 millones de coches anuales. Pero lo más importante es que los vehículos eléctricos formarán una buena parte de esta cifra, un 10% de los 3 millones de unidades previstas.

El año 2025 se utiliza como dato de interés en la mayoría de los estudios debido a que es el año elegido por la Unión Europea para multar a los fabricantes de automóviles que no cumplan con los 80 g/km de CO2 de media entre todos los modelos de sus gamas.

Son cifras prometedoras, pero lo cierto es que en la actualidad no existen suficientes modelos producidos en España como para poder alcanzar este porcentaje de fabricación de coches eléctricos. En la actualidad, se fabrican en las plantas nacionales dos modelos eléctricos; las furgonetas Nissan eNV200 en Nissan Barcelona, y la Mercedes-Benz eVito en Daimler Vitoria.

Se espera que el grupo PSA se encargue de producir en España las variantes totalmente eléctricas de los Peugeout 2008 y Opel Corsa a partir del año 2020, en las plantas de Vigo y Figueruelas respectivamente.

Otras marcas como Ford y Renault también tienen previsto comenzar a fabricar sus coches eléctricos e híbridos en España.

Como es de esperar, estos nuevos modelos eléctricos beneficiarán tanto a la economía local de los alrededores de las plantas de producción elegidas, como a la economía nacional. Los propietarios de coches de combustión interna también serán beneficiados, ya que tendrán más oferta de coches eléctricos producidos en territorio nacional disponibles en el mercado, favoreciendo el cambio a un vehículo eléctrico.

Como ejemplo de este proyecto piloto, existen ya usuarios que cuentan con el wallbox necesario para comenzar a realizar cargas inteligentes y están compartiendo su experiencia en Reddit. Podemos ver como el coste del wallbox es de 600 libras (670 euros), aunque de este coste se encarga la compañía eléctrica y el usuario no tiene que abonar nada.

El coste del kWh en su contrato, supone 0,17 euros al cambio, y por cada kWh que inyecta a la red eléctrica por medio del sistema V2G (Vehicle-to-grid), la compañía eléctrica paga al usuario 6 céntimos de euro. La compañía cubre, de esta forma, el coste completo de la recarga de la batería en las horas de baja demanda.

Como medida para prevenir la degradación de las baterías de los coches eléctricos que utilizan este sistema, la potencia máxima a la que se puede inyectar en la vivienda es de 5 kW. Un dato importante si tenemos en cuenta que, de esta forma, se pueden alimentar por completo las necesidades eléctricas de una vivienda.

Fuente | Transport & Environment

Relacionadas | El gobierno de España quiere que todos los puntos de carga del país aparezcan en un mapa accesible desde internet

Compártelo: