¿Cuáles son los planes de electrificación de Alfa Romeo?

Alfa Romeo es una de las marcas con mayor potencial del grupo FCA (FIAT-Chrysler). La mítica firma italiana tiene el objetivo de convertirse en una dura rival de Audi, BMW y Mercedes-Benz en el segmento premium; sin embargo, por el momento las cosas no van como deberían. A pesar de la presencia de dos modelos competentes y modernos en su gama como son los Giulia (segmento D) y Stelvio (D-SUV), las bajas ventas del deportivo 4C y el envejecimiento del compacto Giulietta han llevado a que Alfa Romeo venda en Europa menos que Lancia, una marca que solo opera en Italia y que ofrece un único modelo, el utilitario Ypsilon.

Para poder ser competitiva, FCA debe dotar a Alfa Romeo de más recursos para poder desarrollar una gama eléctrica, algo que si bien no parecía estar previsto en el plan de productos presentado en 2018 con Sergio Marchionne (antiguo director ejecutivo de FCA), podría cambiar gracias a Mike Manley, antiguo responsable de Jeep y actual cabeza del grupo italo-americano.

En el plan de 2018, Alfa Romeo tenía el objetivo de llegar a las 400.000 unidades vendidas a nivel mundial en 2022 (frente a las 109.000 de 2017), con un margen de beneficio del 10%. Además, la marca preveía una fuerte expansión en los mercados estadounidense y chino (en este último se lanzarán variantes de batalla larga de los Giulia y Stelvio) de la mano de una sólida red de concesionarios y una nueva cartera de productos.

Así, y más allá de un restyling del Giulietta, Alfa Romeo tenía previsto el lanzamiento de un C-SUV (Tonale), de sendos restylings para los Giulia y Stelvio, de un E-SUV hermano del Maserati Levante, y de dos deportivos: los GTV y 8C, que sustituirán al actual 4C como modelos «insignia» del fabricante italiano. Todos estos modelos estarían electrificiados; sin embargo, no se contemplaba ningún eléctrico puro.

De acuerdo con el plan de 2018-2022, Alfa Romeo contaría con mild-hybrids E-Booster (gracias a la presencia de un turbo eléctrico tendrán un 25% más de potencia y no sufrirán turbo-lag), híbridos puros e híbridos enchufables. Así, para 2022 Alfa Romeo tenía planeado lanzar un total de 6 híbridos enchufables (Tonale, Giulia, Stelvio, «E-SUV», GTV y 8C), todos ellos con más de 50 km de autonomía y un 0 a 100 km/h medio de unos 4 segundos.

El plan también hacía referencia a la presencia de asistentes de conducción autónoma de nivel 2 y 3 en la gama para 2022, así como a una fuerte apuesta por la conectividad. Sin embargo, es posible que tras el deceso de Marchionne los planes de Alfa Romeo hayan cambiado, lo que podría llevar a la aparición de una serie de coches 100% eléctricos en su gama.

De acuerdo con una serie de informaciones filtradas, el GTV comenzará a producirse en la fábrica de Módena en la segunda mitad de 2020, estando prevista la salida de 925 unidades de la planta ese mismo año. En 2021 se llegará a las 2.998 unidades. Este modelo será fabricado junto con el Maserati Alfieri, que será su hermano mellizo, lo que nos lleva a pensar que finalmente Alfa Romeo modificará alguna de las especificaciones anunciadas para el modelo.

El GTV será un deportivo de 4 plazas con un reparto de pesos 50/50, que en su versión más prestacional tendrá 600 cv y tracción total con vectorización de par. Sin embargo, si finalmente es un derivado del Alfieri (biplaza), además de una versión híbrida (¿enchufable?) podría tener una 100% eléctrica. Así, la hipotética versión eléctrica contaría con el sistema e-AWD (tres motores eléctricos, tracción total y vectorización de par) y unas baterías de 800 voltios.

Su chasis sería de aluminio, y sus prestaciones del primer nivel (0 a 100 km/h en 2 segundos, más de 300 km/h de velocidad punta). El GTV podría servir además como punto de partida para los próximos Maserati GranTurismo y GranCabrio, previstos para 2021 y 2022 respectivamente (ambos contarán con una versión 100% eléctrica).

El 8C por su parte fue anunciado como un superdeportivo con monocasco de fibra de carbono, motor central twin-turbo, eje delantero electrificado (lo que le daría tracción total), más de 700 cv de potencia y un 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos. Este modelo se fabricará también en Módena junto con los Alfieri y GTV (y probablemente los nuevos GranTurismo y GranCabrio). Está prevista la producción de 1.455 8C para 2022.

Lo más interesante de todo esto es que tanto el Alfieri como el GTV emplearán la plataforma modular Giorgio, la misma que utilizarán el Tonale y el D-SUV de Maserati (hermano del Alfa Romeo Stelvio, junto con el que se fabricará en la planta de Cassino a partir de 2021), y que ya se encuentra ya en los Giulia y Stelvio. Teniendo en cuenta que tanto el Alfieri como el D-SUV de Maserati tendrán una versión 100% eléctrica, esto significa que la plataforma Giorgio tiene una variante a baterías que permitiría a Alfa Romeo una electrificación total.

Así, su E-SUV (2022) podría contar con una versión 100% eléctrica similar a la del Maserati Levante de segunda generación (2023), algo que también podría ocurrir con los próximos Giulia (julio de 2023) y Stelvio (enero de 2024), siguiendo los pasos de BMW con sus i4 e iX3. El Tonale por su parte comenzará a fabricarse en Pomigliano en abril de 2021 (con 43.107 unidades previstas para todo el año).

Compártelo: