Las empresas vascas Irizar y CAF-Solaris se hacen con el 20% del mercado europeo de autobuses eléctricos

En ls últimos meses estamos siendo testigos de la adjudicación de un número sin precedentes de contratos para el suministro de autobuses eléctricos en Europa. Un importante nicho de mercado que está creciendo de forma muy rápida, y donde dos empresas vascas han logrado situarse gracias a su decidida y temprana apuesta.

Es el caso de Irizar, situada en Ormaiztegi, y el grupo CAF-Solaris, con sede central en Beasain. Estas dos compañías están siendo las protagonistas dentro del sector al lograr entre ellas hacerse algo más de 600 pedidos, lo que representa el 20% de los encargos que se están realizando en Europa.

Para contextualizar esta cifra, podemos compararla con los apenas 2.500 autobuses 100% eléctricos que hasta este año había circulando en toda Europa. Un ejemplo del enorme interés que las diferentes ciudades del viejo continente están teniendo en una tecnología que permite ofrecer vehículos sin emisiones contaminantes, pero también con unos costes operativos mucho menores que los convencionales.

Además de la mayor concienciación en la necesidad de reducir las emisiones en las ciudades, los operadores también están viendo como la tecnología evoluciona de forma importante, no sólo con vehículos cada vez más eficientes y competitivos, sino también con una importante reducción en sus costes. Como ejemplo la bajada del coste desde los 600.000 euros por unidad pagados por las primeras ciudades en incorporar estos modelos, a los 450.000 que han tenido que desembolsar las últimas. Una cifra que le acercan peligrosamente a los 300.000 euros que cuesta un modelo diésel actual.

Gracias a esta reducción, cada vez son más las ciudades que se han lanzado a la modernización de sus flotas con modelos eléctricos. Es el caso de Milán, que ha encargado 250 unidades a CAF-Solaris, en un contrato que llega a los 192 millones de euros.

Además de los contratos con Milán, si sumamos los pedidos llegados desde Berlin y Varsovia, CAF suma un total de 470 autobuses eléctricos adquiridos este año. A estos podemos añadir otros 90 procedentes de otras ciudades, como Madrid o Vitoria, lo que lleva el total a 560 unidades contratadas. Algo que coloca a la empresa de Beasain a la cabeza en el mercado europeo, incluso por delante de las potentes marcas chinas.

Un éxito que tiene en la decidida apuesta de CAF con la adquisición el pasado año de Solaris, que les ha permitido dar un salto adelante enorme gracias a la experiencia acumulada por la empresa polaca en los últimos años, y por la que han pagado 300 millones de euros. Una inversión realmente buena si vemos la evolución del sector que está a las puertas del inicio de mega pedidos, como los que prepara la ciudad de París, con cerca de 1.000 adquisiciones, o Londres.

Relacionadas | La española Irizar consigue un contrato para suministrar la primera línea de autobuses eléctricos de la ciudad suiza de Schaffhausen

Vía 

Compártelo: