China y Tesla tiran del carro de las ventas de coches eléctricos en el mundo, que crecen un 92% en el primer semestre de 2019

Mientras que el sector del automóvil tradicional se enfrenta a una bajada en sus cifras de entregas, el coche eléctrico continúa creciendo de forma sostenible. Y a pesar de que todavía representa una pequeña parte del total de ventas a nivel mundial, sus cifras no paran de incrementarse en cada ejercicio.

Según la consultora Jato Dynamics, durante los seis primeros meses del año se han entregado en los 41 principales mercados un total 765.000 coches eléctricos. Algo que representa un incremento del 92% respecto al mismo periodo del año anterior. Una cifra que se estima podría llegar a las 780.000 unidades si se cuentan todos los mercados con presencia de eléctricos.

Sin embargo, a pesar del avance de la oferta, los coches eléctricos siguen sufriendo algunos de sus principales frenos para su expansión. Su elevado precio de adquisición y la pobre infraestructura de recarga. Esto les relega a una posición de nicho de mercado, con un total de 1.7% de las ventas mundiales.

Pero la tendencia es muy positiva. Un fuerte crecimiento registrado en el primer semestre de 2019 que según los expertos se debe a dos factores principales: la decidida apuesta de China con la electrificación, y las crecientes ventas del Tesla Model 3. Dos factores que han permitido al mercado crecer a pesar de las bajas cifras que han aportado el resto de protagonistas.

Entre enero y junio el Model 3 ha logrado entregar un total de 134.000 unidades en todo el mundo. Para encontrar al segundo clasificado tenemos que bajar hasta las 55.000 unidades que ha entregado el chino BYD E5, seguido de otro chino, el BAIC EU, con 41.000 unidades. Dos marcas que sólo venden en China sus modelos eléctricos.

Un Model 3 que incluso domina las ventas en Europa gracias a sus 37.500 unidades entregadas, superando al Renault ZOE. Una berlina americana que se ha situado como el coche más vendido en Noruega, y el tercero en Holanda. Y eso a pesar de las dificultades logísticas para recibir unidades desde California.

Para encontrar al primer representante de las marcas tradicionales nos tenemos que ir hasta el cuarto puesto, donde se sitúa el Nissan LEAF, que en todo el mundo apenas ha logrado entregar 35.000 unidades. En el caso del Renault ZOE la cifra se queda también en unos modestos 25.000 unidades, pero con el mismo condicionante de los chinos, y es que sólo está a la venta en su propio mercado, en este caso Europa.

Por mercados, China sigue siendo el epicentro del mercado. Su enorme volumen de ventas general arrastra también a un sector del coche eléctrico que en el primer semestre crece un 111%, llegando a las 430.000 unidades. Le sigue Estados Unidos, con 116.000 unidades y un incremento del 87%, y la pequeña Noruega, que a pesar de ser un mercado muchísimo más pequeño que el resto, se cuela en la tercera posición con 36.300 unidades y un incremento del 74%. Algo que le permite situarse ligeramente por encima de la poderosa Alemania, que se queda en 33.000 unidades entregadas en el primer semestre, con un crecimiento del 72%.

Llama la atención que de todos los mercados analizados, sólo uno muestra una bajada en sus ventas de eléctricos. Japón, que apenas ha logrado colocar 11.000 unidades en todo el año, lo que supone un 27% menos que en 2018.

No menos llamativa es la estadística de porcentaje de ventas por mercado. Como era de espera Noruega encabeza esta clasificación, con un impresionante 37.1% de ventas en el primer semestre. Por debajo en números más terrícolas está Holanda, con un 6.5%, Suecia, 4.8%, China, con un llamativo 4%, estando Portugal en la sexta posición con un 2.7%. Sin duda, una cifra realmente meritoria para nuestros vecinos, que deja en evidencia los vergonzosos números de España, que apenas llega al 0.73% de ventas.

Opinión

Las cifras son incontestables. El mercado avanza, pero de forma muy desigual, con zonas mucho más dinámicas que otras. Pero sin duda lo más llamativo es como Tesla está logrando hacerse con buena parte del mercado, sin que el resto de marcas pongan ninguna resistencia. Está claro que en 2020 veremos llegar nuevas propuestas, pero el problema en estos momentos es el volumen que serán capaces de lograr, que de momento será pequeño por culpa de la falta de suministro de baterías. Algo que no le sucede a Tesla que lleva ya cinco años trabajando en anticiparse a esta situación.

Como muestra otra estadística. En los seis primeros meses Tesla, entre todos sus modelos, ha logrado llegar a las 166.000 unidades. Una cifra que supera en un 55% a la suma de las entregas de todos los coches eléctricos de Nissan, Renault e Hyundai juntos. Una diferencia que aumentará en 2020 gracias a la puesta en marcha de la Gigafábrica de China, que permitirá a los norteamericanos atacar de forma directa el principal mercado del coche eléctrico a nivel mundial, y hacerlo ahorrándose los costes logísticos y arancelarios actuales. Algo que les permitirá ser todavía más competitivos a nivel de precios.

Relacionadas | Las ventas de coches eléctricos en España aumentan un 129% en agosto, pero apenas suponen el 0.6% del total del mercado
Compártelo: