El Volkswagen ID.3 cumple con lo prometido: tamaño exterior de Golf, espacio interior de Passat

El Volkswagen ID.3 ha acaparado la atención de todos los asistentes del Salón del Automóvil de Frankfurt. Este compacto eléctrico, que se pondrá a la venta en verano de 2020, es el primer paso de la firme apuesta de Volkswagen por el coche eléctrico. Así, la marca alemana tiene el objetivo de convertirlo en todo un superventas en Europa, su mercado natal.

El ID.3 estará disponible con tres packs de baterías: uno de 45 kWh que le permitirá llegar a los 330 km WLTP de autonomía, otro de 58 kWh con el que alcanzará los 420 km WLTP, y un último de 77 kWh gracias al cual homologará unos nada despreciables 550 km WLTP, una cifra que roza la lograda por el Tesla Model 3 Long Range Dual Motor (560 km WLTP).

El vehículo podrá cargar a un máximo de 11 kW de potencia en corriente alterna, así como a 125 kW en corriente continua (aunque esta cifra quedará reservada para la batería de 77 kWh, pues la versión de 45 kWh tendrá de serie 50 kW con 100 kW opcionales, mientras que la de 58 kWh estará limitada a 100 kW). Por lo tanto, podrá acceder a cargas rápidas de alta potencia en redes como IONITY.

Esta enorme flexibilidad es posible gracias al uso de la plataforma modular eléctrica MEB, que ha sido estrenada por este modelo y que más adelante llegará a más vehículos eléctricos del grupo Volkswagen (desde compactos como el SEAT el-Born y SUV como el Audi Q4 e-tron o el Skoda Vision iV, hasta furgonetas como la Volkswagen ID. Buzz o berlinas de representación como el Volkswagen ID. Vizzion).

Gracias a esta arquitectura, el ID.3 consigue un aprovechamiento interior único en su segmento. Esto se deja notar en sus proporciones, pues cuenta con un capó muy corto (el motor está en el eje trasero), un parabrisas muy inclinado, una cabina adelantada, unos voladizos recortados y una distancia entre ejes enorme. Así, a pesar de medir lo mismo que otros compactos del segmento C (con 4,26 metros de largo es idéntico a un Golf), cuenta con una distancia entre ejes de berlina del segmento D: con 2,77 metros de batalla, le saca 13 cm al Golf (2,64 metros), quedándose a apenas 2 cm del Passat (2,79 metros), que mide 4,78 metros de largo.

Esto le da al ID.3 una habitabilidad interior digna de un vehículo de gran tamaño, con un enorme espacio para las piernas en la segunda fila de asientos. El maletero por su parte cubica 385 litros, 5 litros más que el actual Golf. Otra ventaja de la plataforma MEB es que al estar el motor situado en el eje trasero, la dirección puede girar más grados, lo que le da al coche un radio de giro de 10,2 metros similar al de un urbano del segmento A como el e-up!, lo que mejora enormemente su maniobrabilidad en ciudad.

Relacionadas | Volkswagen ID.3: un revolucionario coche eléctrico asequible con hasta 550 kilómetros de autonomía

Compártelo: