Hanergy presenta un coche eléctrico dotado de un panel solar y capaz de funcionar 30 días sin cargar

El sueño de poder alimentar los coches eléctricos son paneles solares acoplados en el cuerpo, es una industria que está ganando tracción de forma paulatina. La mejora de la eficiencia de los paneles fotovoltaicos anima a las empresas a probar nuevas soluciones que permitan lograr este hasta hace poco sueño utópico.

Una de estas compañías es la china Hanergy, que desde desde los años 90 trabajando en el sector de la energía solar, y que desde hace un tiempo ha estado diseñando un tipo de panel solar ultra fino capaz de ofrecer un elevado nivel de eficiencia, y también una polivalencia a la hora de su instalación en el cuerpo de un coche.

Ahora Hanergy ha presentado un prototipo del que han dicho que es capaz de moverse sin necesidad de ser cargado durante 30 días en un recorrido de 20 kilómetros en cada jornada. Para ello usa una serie de paneles solares de película delgada de arseniuro de galio (GaAs) que cubren toda la superficie del techo, y que con 5-6 horas de luz solar, los paneles son capaces de generar suficiente autonomía en esta prueba como para no necesitar una carga.

Según el fabricante, la batería retuvo más del 60% de la carga después de los 30 días de prueba, y entre el 60-80% de la carga de la batería al final de cada jornada, lo que equivale a una autonomía adicional de entre 30-80 km para una cifra general durante el día de entre 50 y 100 km sin necesidad de cargar el coche.

Un modelo fabricado por la china Joylong, que cuenta con características como un cuerpo de 3.18 metros de largo, espacio para cinco ocupantes, y que está impulsado por un pequeño motor de 30 kW (41 CV) capaz de impulsarle hasta una velocidad máxima de 100 km/h, y que se alimenta de una batería de 41 kWh que según la marca le permiten lograr una autonomía total de 385 kilómetros con cada carga. Entendemos que bajo el ciclo NEDC, lo que nos indica un alcance real en torno a los 300 km con cada carga.

Nuevas placas solares invisibles para extender la autonomía de los coches eléctricos

Unas cifras que corresponden al modelo comercial de Joylong, y que podrían haber sido modificadas por Hanergy para su prototipo.

Por supuesto unos datos de eficiencia que parecen «demasiado optimistas» y sobre los que hay que arrojar ciertas dudas ya que no olvidemos que se trata de un vehículo bastante pequeño, lo que limita la superficie a cubrir con unos paneles que además raramente estarán en una buena orientación.

Una marca que tiene el respaldo de sus trabajos con nombres como Audi, y la logística DHL, con los que estudian las formas de aprovechar la energía del sol instalando placas solares en los cuerpos de sus vehículos eléctricos.

Relacionadas | Europa producirá el 92% de su energía eléctrica por medio de energías renovables para el año 2050

Compártelo: