La Fórmula E hace balance de su quinta temporada. Récord de audiencia y de ingresos

La Fórmula E ha confirmado su enorme progresión de los últimos años creciendo en todos sus aspectos, principalmente en una audiencia que está calando sobre todo entre los fans más jóvenes, que están logrando identificarse con una modalidad más sostenible, pero también con grandes dosis de igualdad al compartir todas las marcas la mayor parte de los componentes que forman el vehículo. Algo que tiene como resultado igualdad…y adelantamientos.

La base de la Fórmula E la forman los menores de 35 años, que suponen ya un 72% de los seguidores en las redes sociales. Las cifras de crecimiento al final de la temporada también reflejan una trayectoria ascendente similar al de los ingresos. Las cifras preliminares muestran unos ingresos récord de más de 200 millones de euros, un 50% más que la pasada temporada, y logrando por primera vez beneficios desde el inicio de esta competición.

La Fórmula E no solo ha visto un aumento significativo en los ingresos, sino que la serie también ha experimentado otro año consecutivo de crecimiento en sus plataformas digitales, así como una mayor asistencia a eventos y más aficionados sintonizando para ver en directo las carreras por televisión.

Algo que ha ayudado a la mejora de las cifras es la llegada de los coches de segunda generación. Modelos que mejoran de forma importante el diseño y las características, y que han hecho las carreras todavía más rápidas y emocionantes. Como ejemplo la estadística demoledora que muestra que en las ocho primeras carreras, han sido ocho los ganadores diferentes en cada una. No solo eso, durante la carrera de Nueva york, se han llegado a contabilizar 40 adelantamientos en apenas 3 minutos de carrera. Una locura.

A esto añadir un formato de carrera también renovado, y agregando a la lista de ciudades icónicas que figuran en el calendario, lo que a su vez ayudó a expandir a nivel mediático la competición.

El total combinado de la audiencia por televisión ha aumentado un 212% en comparación con la temporada pasada, con un 100% más de seguidores en las redes sociales. El número de reproducciones de video ha crecido por segunda temporada consecutiva, llegando a un 61% más que el año pasado y superando la marca de 850 millones. Con un 72% de seguidores menores de 35 años (5 años menos que en la F1 durante el 2018) y un 42% de videos vistos por menores de 25 años, la Fórmula E se encuentra entre las plataformas deportivas de mayor rendimiento en el planeta en términos de desglose porcentual entre los jóvenes.

Un aspecto que tiene una importancia que trasciende más allá de la propia competición, y es que esta audiencia puede ver que el coche eléctrico puede ser muy rápido y atractivo, rompiendo la imagen de muchos de vehículos lentos y pesados.

Además de impulsar el crecimiento digital, la Fórmula E ha tenido más asistentes al evento que nunca, superando los 400,000 espectadores en vivo y en directo en los circuitos en esta quinta temporada. Junto con una mayor presencia en ciudades de todo el mundo, el número de televidentes que han visto las carreras en la televisión ha aumentado un 24% interanual, con una audiencia televisiva acumulada de 411 millones espectadores en las 13 carreras.

Después de la temporada más exitosa hasta la fecha, el Campeonato de Fórmula E ya se está preparando para su sexta temporada, en la que veremos de nuevo grandes novedades, como la llegada de equipos clave como el actual campeón del mundo de F1, Mercedes-Benz, así como el no menos mediático Porsche, que se unen a una parrilla que comenzará sus carreras el próximo 22 y 23 de noviembre con la carrera de Diriyah, Arabia Saudita.

Fuente | Fórmula E

Compártelo: