¿Qué degradación tendrá la batería de Hyundai IONIQ eléctrico después de 100.000 kilómetros?

La pérdida de capacidad de la batería es una de las principales preocupaciones de los futuros compradores de un coche eléctrico. Sobre todo aquellos que están esperando hacerse con una unidad en el mercado de ocasión, que les permita acceder a un precio mucho más asequible. El principlal problema es que la mayor parte de los coches no tienen demasiados kilómetros a su espalda, exceptuando a los modelos de Tesla. Además no todos tienen sistemas refrigerados por líquido, lo que hace que la pregunta de la degradación sea cada vez más habitual.

Ahora el youtuber noruego Bjorn Nyland ha realizado una prueba para conocer la degradación que tendrá la batería de Hyundai IONIQ eléctrico de 28 kWh después de casi 100.000 kilómetros. Concretamente esta unidad contaba en el momento de realizar la prueba 92.085 kilómetros recorridos por las carreteras noruegas.

Por un lado la localización del coche en Noruega favorece al pack ya que puede moverse en un ambiente más frío, lo que reduce el impacto del calor que es el gran enemigo de la durabilidad de las celdas. Pero por otro lado se trata de un mercado con fuerte presencia de cargadores rápidos, lo que sumado a la limitada autonomía del coche, unos 200 km reales cuando se estrena, puede compensar al alza la pérdida de capacidad.

Para conocer el estado de la batería, Bjorn realiza un recorrido con el coche a plena carga, momento en el que el marcador indica una autonomía de 201 kilómetros. Además se ayudará un lector, que dará datos precisos de la propia carga y capacidad de dicho pack. Todo para conocer si en este tiempo cuánta capacidad ha perdido la batería.

El recorrido ha tenido lugar en una autovía y dividiendo en dos partes, ida y vuelta hasta el punto de inicio. De esa forma se compensa la diferencia orográfica del tramo. Un recorrido realizado a una velocidad contenida, 100 km/h, que unido a la enorme eficiencia del coche, y a una temperatura exterior muy favorable, 17 grados, da como resultado unos consumos sin competencia. Apenas 10 kWh a los 100 kilómetros.

Al finalizar el recorrido, el IONIQ ha sido capaz de completar 226 kilómetros, a una velocidad media de 89 km/h, quedando todavía en la reserva un 4% de carga, y 8 kilómetros de autonomía restantes. Algo que nos muestra que al 100% este IONIQ con casi 100 mil kilómetros todavía podría llegar a los 234 kilómetros.

Degradación de batería de Hyundai IONIQ eléctrico

La pregunta es cuánto se ha degradado de la batería. Antes de darnos la respuesta, nos muestra algunas de las claves por las qué la cifra no será demasiado elevada. Una es el sistema de refrigeración de la propia batería, que utiliza un sistema similar al que montan otros modelos como el Renault ZOE, y que funciona por convección del aire. Además como curiosidad nos muestra con una cámara térmica por dónde disipa Hyundai el calor de dicha batería, que como vemos sale por la parte trasera-lateral derecha del vehículo.

Un sistema que permite mantener la batería dentro de unos rangos de calor idóneos, con cifras que al finalizar la prueba estaban en los 28 grados. Cifra que aumenta hasta los 37 grados al utilizar una toma de recarga rápida. Algo que de nuevo nos recuerda que incluso en Noruega, una batería puede sufrir por el calor por culpa de los cargadores rápidos.

Al finalizar la carga, el IONIQ ha recuperado un total de 24 kWh, que teniendo en cuenta que no ha partido desde el 0%, sino desde el 4%, y que la carga no se ha detenido tampoco en el 100%, nos da que la batería debería rondar los 28 kWh útiles, teniendo en cuenta también las pérdidas durante el proceso de carga.

Esto nos indica que la batería del IONIQ ha perdido apenas 2.2 kWh, o un 8% de capacidad en estos 92.000 kilómetros. Una cifra realmente buena si tenemos en cuenta que hablamos de una batería de reducida capacidad, que tiene que realizar más ciclos de carga y descarga, y sufre más durante las recargas rápidas que una de más kWh, como por ejemplo la nueva versión del propio IONIQ que llega a los 38 kWh, y que sobre el papel debería disfrutar de una degradación incluso menor.

Relacionadas | ¿Cuál es el mejor sistema de refrigeración para las baterías de un coche eléctrico?

Vídeo |  Youtube

Compártelo: