El Bollinger B1 y B2 ya tienen autonomía, 120 kWh y 320 km EPA, y un precio que arrancará en los 125.000 dólares

Bollinger es una pequeña startup norteamericana que se ha sumado a la lista de aquellas que están a punto de llegar al mercado. Su propuesta es una plataforma eléctrica muy sencilla y versátil principalmente diseñada para acoger una familia de todoterrenos eléctricos. Los B1 y B2. Unas propuestas diferentes que destacan por sus formas cuadradas y con poco margen para la elegancia, y que ya tienen precio de salida al mercado.

Finalmente Bollinger ha decidido poner el mismo precio tanto a la versión con cabina abierta, pickup, como al SUV. Para hacerse con una unidad de estas el interesado tendrá que desembolsar un total de 125.000 dólares.

A cambio el cliente se llevará a casa un modelo muy diferente en su aspecto a todo lo que hay en el mercado, especialmente cuando hablamos de coches eléctricos. Una propuesta que en el caso del SUV cuenta con unas medidas contenidas, 4,36 metros de largo, que en el caso del B2, la pickup, crece de forma notable hasta los 5.27 metros de largo, lo que le permite contar con una enorme plataforma de carga en su parte trasera. El ancho es el mismo, con 1.92 metros en ambos casos, con una distancia hasta el suelo de 38 centímetros.

Cuentan con un sistema de propulsión formado por dos motores eléctricos (uno por eje) que entregan una potencia de 614 CV y un par de 906 Nm. Gracias a ello, el modelo puede hacer un 0 a 60 millas por hora (0-96,6 km/h) en apenas 4,5 segundos, quedándose su velocidad punta en unos aceptables 160 km/h.

Los modelos dispondrán de una caja de cambios de dos velocidades, con una relación destinada a mejorar la respuesta por campo y otra para favorecer la autonomía. Las buenas prestaciones por campo están aseguradas gracias a una distancia al suelo de 38,1 cm y a unos recorridos de suspensión de 25,4 cm. Además, la altura libre oscilará entre los 25,4 cm y los 50,8 cm.

La autonomía por su parte sufre bastante por culpa de la orientación offroad y el diseño nada aerodinámico de ambos modelos. A pesar de montar una batería de gran capacidad, 120 kWh, finalmente la cifra de autonomía se ha quedado en 320 kilómetros bajo el ciclo EPA. Una cifra bastante modesta que nos indica un consumo medio en torno a los 30 o 35 kWh a los 100 km. Una autonomía que podrán recuperar tanto con carga lenta, hasta 10 horas, como usando puntos de recarga rápida que en 75 minutos permitirán alcanzar el 80%.

El peso no parece ser uno de los principales sospechosos de estas cifras, ya que el B1 pesa 2.177 kilos, y el B2 llega a los 2.267 kg. Cifra que no parecen demasiado exageradas a la vista de las características técnicas.

 

Pero donde si logran destacar estos modelos es en su capacidad de carga. Con espacio para cuatro pasajeros, tanto el B1 como el B2 cuentan con múltiples posibilidades para llevar bultos y materiales diversos, tanto en su amplio maletero trasero, en el delantero, como incluso plegando o retirando los asientos para ampliar la zona de carga, e incluso para crear una zona de descanso donde acomodar un colchón y dormir cómodamente, y que permiten al B2 contar con un total de 3.200 litros de espacio.

Imprescindible en este caso también las cifras de capacidad de carga y arrastre, como los 2.359 kilos que puede cargar, y los 3.400 kilos que puede arrastrar.

Unos modelos que llegarán en 2020 al mercado, y que sin duda lograrán hacerse un hueco en un nicho bastante popular en Estados Unidos, y donde de momento las grandes marcas no han puesto sus mirada. Algo que debería facilitar a Bollinger el atraer a una buena cantidad de clientes a la búsqueda de un eléctrico con grandes capacidades offroad, y un aspecto realmente llamativo y diferente.

Relacionadas | Rivian comienza a probar su modelo R1S en la nieve, demostrando su enorme potencial

Fuente | Rivian

Compártelo: