El Peugeot 208 se queda en 4 estrellas en las pruebas de choque de EuroNCAP

El Peugeot 208 de segunda generación es uno de los primeros coches del grupo PSA (Peugeot-Citroën, Opel) en montar la plataforma modular CMP, enfocada a coches del segmento B (utilitarios). Otros modelos en asentarse sobre la misma arquitectura son el DS 3 Crossback, el Peugeot 2008 y el nuevo Opel Corsa, que es hermano gemelo del 208. Más adelante también la emplearán los Citroën C4 y Opel Mokka X.

Una de las principales novedades del nuevo modelo es que contará desde el principio con una versión 100% eléctrica, pues la plataforma CMP tiene una variante a baterías denominada e-CMP. A pesar de la enorme flexibilidad que le otorga esta arquitectura al vehículo, por el camino ha perdido algo de habitabilidad respecto a su antecesor, basado en la antigua plataforma PF1, aún teniendo una longitud superior.

A pesar de ello, y de acuerdo con la inmensa mayoría de pruebas realizadas por los medios internacionales, el nuevo Peugeot 208 presume de un chasis equilibrado que conjuga confort y dinamismo a partes iguales, un interior de elevada calidad constructiva, y un equipamiento tecnológico a la última que le permitirá competir contra los superventas del segmento.

El Peugeot e-208 homologa 340 km de autonomía bajo el ciclo europeo WLTP (es decir, unos 300 km reales en mixto) gracias a su batería de 50 kWh de capacidad bruta (ronda los 46 kWh útiles) con refrigeración líquida. El modelo puede cargar a 100 kW de potencia en corriente continua (formato CCS Combo 2), lo que le permite recuperar el 80% de su autonomía en apenas media hora. En corriente alterna llega a los 11 kW. Su motor eléctrico de 136 cv y 260 Nm de par le permite hacer un 0 a 100 km/h en apenas 8,1 segundos en modo Sport.

Ahora, el organismo EuroNCAP ha enfrentado al nuevo modelo a sus conocidos crash-test de seguridad. Aunque las unidades probadas empleaban un motor gasolina 1.2 PureTech, sus resultados son homologables a los de la versión eléctrica e-208, que comparte a grandes rasgos su estructura con su hermano térmico. ¿Qué tal resultado consigue el utilitario francés?

Si nos atenemos a la seguridad pasiva, el modelo exhibe un nivel muy elevado, con un 91% en protección de pasajeros adultos y un 86% para niños. En cuanto a los asistentes de seguridad activa, logra un aceptable 71%. Sin embargo, el vehículo no logra alcanzar una nota especialmente elevada en protección de peatones, con apenas un 56%. Por ello, EuroNCAP le ha dado 4 estrellas de las 5 posibles.

Fuente | EuroNCAP

Relacionadas | Los medios franceses prueban el nuevo Peugeot e-208. ¿Logra superar al renovado Renault ZOE?

Compártelo: