La Fórmula E podría recuperar las paradas en boxes gracias a la carga ultra-rápida

La Fórmula E es una de las categorías de automovilismo que más están creciendo en los últimos tiempos. Esta competición de monoplazas 100% eléctricos cada vez atrae a más fabricantes de automóviles, que ven en sus carreras urbanas el escaparate ideal para promocionar sus modelos eléctricos y lograr una imagen tecnológica y sostenible.

En paralelo a este auge, la Fórmula E continúa evolucionando sin descanso para seguir ganando atractivo de cara a los aficionados. Así, y dada la rápida evolución de la tecnología eléctrica, las reglas del campeonato van cambiando de un año a otro para adaptarse a las últimas innovaciones en llegar. Ahora, los responsables de esta competición están valorando la reintroducción de las paradas en boxes para los monoplazas «Gen 3» (tercera generación).

Estos vehículos aprovecharían la tecnología de carga ultra-rápida para reabastecer sus baterías en boxes, un planteamiento radicalmente diferente al de los monoplazas Gen 1, cuya limitada autonomía obligaba a cambiar de vehículo en boxes a mitad de carrera para poder completar la prueba. Dado que actualmente los monoplazas Gen 2 cuentan con unas baterías mucho más capaces, ahora las paradas no son necesarias, pues los coches pueden completar las carreras de principio a fin.

Para recuperar el factor estratégico que se perdió con las paradas en boxes el campeonato introdujo conceptos como el «Attack Mode» junto con los monoplazas Gen 2. Quedaría por ver si con la llegada de los monoplazas Gen 3, previstos para 2022/2023, el «Attack Mode» convivirá con las paradas en boxes para cargar las baterías.

Actualmente, los responsables de la Fórmula E están discutiendo el uso de sistemas de tracción total, baterías de mayor capacidad y motores más potentes para los vehículos Gen 3. La introducción de la carga rápida en la competición podría servir por su parte para que los fabricantes desarrollen tecnologías que más adelante podrían llegar a sus coches eléctricos de calle, pues a día de hoy uno de los puntos en los que más hincapié hacen las marcas a la hora de evolucionar sus vehículos a baterías es precisamente la reducción de los tiempos de carga.

Es interesante recordar que, a pesar de que la Fórmula E es una categoría pionera, poco a poco se van electrificando cada vez más competiciones automovilísticas. De hecho, algunas voces proponen que la Fórmula 1, que se encuentra en un momento de baja popularidad, se convierta en una «Super Fórmula E» para recuperar el interés de las marcas y del público.

Fuente | Autosport

Relacionadas | La Fórmula E hace balance de su quinta temporada. Récord de audiencia y de ingresos

Compártelo: