Pere Navarro, director de la DGT, arremete contra el coche eléctrico: «De Madrid a Cádiz son 25 horas porque tienes que parar a cargar»

El director de la DGT (Dirección General de Tráfico), Pere Navarro, acaba de realizar unas controvertidas declaraciones acerca del coche eléctrico. De acuerdo con él, antes de apostar por este tipo de movilidad, debería hacerse hincapié en «la resolución del tema de la precariedad», asegurando que este tipo de vehículos son carísimos para los ciudadanos.

Además, va un paso más allá, afirmando que a día de hoy no hay donde enchufarlos: «Cometimos el error de vender un producto que no teníamos en la estantería, no tenemos dónde enchufarlo y el precio es carísimo. Nos equivocamos todos. Sin infraestructura de carga no hay coche eléctrico. Donde nos haría falta, en la ciudad, en el parking es difícil enchufarlo. Pero el que vive fuera de la ciudad tiene facilidades para enchufarlo».

De acuerdo con Navarro, el Gobierno considera prioritaria la construcción de la infraestructura necesaria para permitir el uso diario de estos automóviles. A esto habría que añadir unos desafortunados comentarios sobre la autonomía de los coches eléctricos: «El vicepresidente de ANFAC [Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones] me explicaba que de Madrid a Cádiz son 25 horas, porque tienes que parar a recargar el coche eléctrico».

Estas declaraciones poco se corresponden con la realidad, como bien podrán atestiguar los dueños de numerosos vehículos eléctricos de última generación, que en muchos casos superan los 400 km de autonomía y pueden recuperar el 80% de su carga en apenas media hora (o incluso menos) gracias al uso de cargadores de alta potencia. Tampoco debemos olvidarnos de la llegada de coches eléctricos asequibles como el SEAT Mii electric, un urbano que costará menos de 20.000 euros antes de ayudas.

Navarro también ha resaltado la importancia de la conectividad en la tarea de mejorar la seguridad vial en el futuro: «Es un salto adelante desde el punto de vista de la seguridad vial el que se hablen unos vehículos con otros. Sin duda, todas las nuevas tecnologías van bien para la vigilancia y el control». Actualmente, el grueso de la industria automovilística considera que el coche conectado es uno de los tres pilares de la movilidad del futuro junto con el coche eléctrico y el coche autónomo.

Por último, el director de la DGT ha justificado las duras campañas publicitarias llevadas a cabo por el organismo con el objetivo de reducir accidentes: «Parecía que nos habíamos dormido en la sociedad y por eso hacía falta entrar con una campaña dura. La realidad es mucho más dura que la campaña».

Fuente | Motor.es

Relacionadas | Ventas de coches eléctricos en España. Septiembre 2019

Compártelo: