Tesla lanza la función Smart Summon e Internet se llena de vídeos de vehículos circulando solos. Pero, ¿está funcionando correctamente?

Tesla acaba de comenzar a liberar a su flota mundial de vehículos la función Smart Summon, gracias a la cual podemos «convocar» a nuestro automóvil en un rango de 250 metros. Así, esta función permite que en espacios controlados como aparcamientos los coches de Tesla conduzcan de forma completamente autónoma hasta su propietario (aunque a baja velocidad), controlando el acelerador, los frenos y la dirección.

Como no podía ser de otra forma, rápidamente Internet se ha llenado de vídeos en los que los usuarios muestran el Smart Summon en acción. Así, hemos podido ver a diferentes unidades de vehículos Tesla ser convocados por sus propietarios, esquivando a otros vehículos y circulando por el aparcamiento de forma sorprendentemente fluida.

Sin embargo, y como ya os contamos hace unos días, algunos usuarios han tenido problemas con el sistema. Este es el caso de un propietario cuyo Model 3 con el Smart Summon activado fue golpeado por otro coche que estaba dando marcha atrás (en este caso, la culpa no fue del Tesla), mientras que en otros casos el vehículo no distinguía bien la calzada e iba hacia su dueño atravesando la acera y el césped.

Otro usuario que estaba probando el Smart Summon vio como su vehículo se acercaba a un cruce al que se dirigía un Lexus a mayor velocidad, y ambos automóviles tuvieron que dar un brusco frenazo debido a que el Tesla no realizó la parada correspondiente. Además, algunos usuarios han decidido cruzarse delante del vehículo cuando está circulando para ver si es capaz de parar de frenar, y si bien hasta el momento el coche siempre se ha detenido (en algunos casos, «por los pelos»), no deja de ser una maniobra peligrosa.

A pesar de estos problemas iniciales, en líneas generales el Smart Summon está teniendo una acogida calurosa por parte de los propietarios: en la inmensa mayoría de pruebas, el nuevo sistema se comporta de forma segura y precisa, lo que nos permite hacernos una idea del funcionamiento que tendrá la Capacidad de Conducción Autónoma Total (FSD) que lanzará Tesla próximamente.

A pesar de todo, Tesla probablemente tendrá que actualizar el sistema para hacerlo más seguro, pues como ya se ha visto en algunos test realizados por los usuarios, todavía tiene que mejorar en los aspectos puramente preventivos. Además, en caso de que continúen teniendo lugar percances relacionados con el sistema, es probable que tenga que limitarse su uso.

Relacionadas | El Smart Summon del Tesla Model 3 se estrena con algunos choques

Compártelo: