Ford Mustang Lithium: un Mustang 100% eléctrico, con 900 cv y caja manual de 6 relaciones

En apenas unos días, Ford revelará al mundo su primer coche eléctrico de nueva generación, el Mach E. Este prometedor todocamino eléctrico, que será presentado por el actor Idris Elba, se encuadrará en el segmento D y se convertirá según la marca americana en uno de los mayores rivales del esperado Model Y, la gran apuesta de Tesla para el año que viene.

La comercialización del Mach E (que solo llegará a Estados Unidos y Europa) está prevista para otoño de 2020, y de acuerdo con las filtraciones, tendrá una autonomía máxima de 600 km WLTP, dos packs de baterías, y la posibilidad de disponer de una configuración de tracción trasera o tracción total. Según Ford, el vehículo será relativamente asequible en su variante de acceso.

Uno de los principales reclamos del Mach E será una estética inspirada en la del mítico pony car Mustang, uno de los buques insignia de Ford. Así, la carrocería mezclará los rasgos del popular deportivo americano con una configuración crossover de cinco puertas. Sin embargo, todo parece indicar que el propio Mustang, uno de los máximos representantes de los deportivos con motor térmico, tampoco podrá resistirse a la electrificación por mucho tiempo: hace un tiempo, Ford confirmó que la próxima generación del modelo tendría una versión híbrida; y ahora, ha presentado un prototipo 100% eléctrico.

Durante el SEMA Show, el mayor evento de vehículos preparados de Estados Unidos, Ford ha revelado el Mustang Lithium, desarrollado en colaboración con el especialista en soluciones de carga Webasto. Con una potencia de 900 cv (671 kW) y un demoledor par de 1.355 Nm, este Mustang eléctrico mantiene el espíritu de los clásicos muscle cars americanos a pesar de su nueva naturaleza sostenible.

La batería del Mustang Lithium es de 800 voltios, como la del Porsche Taycan. Aparentemente, el sistema de carga es el «TurboDX» de Webasto. Ford no ha publicado datos sobre la capacidad de la batería, la potencia de carga o la autonomía, si bien parece que la marca ha preferido centrarse en el rendimiento en lugar de en el rango.

Ford está empleando este prototipo único como banco de pruebas para desarrollar nuevas tecnologías en el campo de las baterías y de la gestión térmica; además, quiere analizar el interés que despierta un muscle car 100% eléctrico entre los aficionados del famoso modelo. Curiosamente, y al contrario que los potentes Shelby Mustang de gasolina, el Mustang Lithium dispone de una caja de cambios manual de seis relaciones «a prueba de carreras de drag».

Otras mejoras incorporadas respecto a Mustang más «mundanos» son las piezas de fibra de carbono de la carrocería para reducir el peso, la suspensión de alto rendimiento Performance Track Handling Pack de Ford, y los frenos delanteros Brembo de seis pistones del Shelby Mustang GT350R. Los neumáticos de 20 pulgadas por su parte son Michelin Pilot Sport 4S. Por dentro, las mayores diferencias respecto a un Mustang estándar son las inserciones en color azul y una pantalla táctil de 10,4 pulgadas que permite elegir entre diferentes modos de conducción (Valet, Sport, Track, Beast).

Fuente | Ford

Relacionadas | Se filtra el diseño definitivo del Ford Mach E, un SUV eléctrico con 600 kilómetros de autonomía

Compártelo: