Tesla arrasa en Estados Unidos y ya ocupa el 77% de las ventas de coches eléctricos

Aunque Estaos Unidos se ha quedado algo descolgado de Europa y China en cuanto a ventas de coches eléctricos, siempre es interesante ver como evolucionan las ventas en el otrora mayor mercado mundial del automóvil. Un mercado con un enorme potencial que se ha visto frenado principalmente por la nula apuesta de la mayor parte de las marcas. Los problemas es que las ventas se han centrado en los estados con ayudas, y apenas hay un puñado de modelos a la venta en todo el país.

El pasado mes de octubre esta lenta aproximación de las grandes marcas ha provocado un verdadero récord en cuanto a cuota de mercado del coche eléctrico en este mercado. Tesla ha logrado acaparar el 75% de las ventas en octubre, y nada menos que el 77.7% en el acumulado del año. Unas cifras realmente aplastantes a pesar de las limitaciones en la producción y la necesidad de dividir las entregas entre Estados Unidos y el resto del mundo. Algo que cambiará en los próximos meses gracias a la apertura de la fábrica de China.

Como era de esperar el principal responsable de todo esto es el Tesla Model 3. La berlina ha logrado el pasado mes acumular un total de 9.000 entregas, que por si sólo le permiten hacerse con el 59% de las ventas el pasado mes, y nada menos que el 62% en lo que llevamos de año con sus 123.000 unidades entregadas.

Por detrás se colocan los otros dos modelos de Tesla, con el Model X como tercer clasificado, con unas 1.400 unidades entregadas en octubre, y un Model S que afloja algo el paso ocupando la cuarta posición con 1.000 unidades entregadas.

Entre el resto de modelos sólo el Chevrolet Bolt parece lograr mantener algo el ritmo, aunque con unas cifras muy lejanas respecto al Model 3. El Bolt ha logrado 1.500 matriculaciones en octubre, colocándose cuarto en el acumulado del año con 14.611 unidades.

Más abajo las cifras ya empiezan a tomar tintes anecdóticos. Por ejemplo el primer modelo no Tesla y no Chevrolet es el Nissan LEAF, que en octubre apenas ha logrado matricular 887 unidades, lo que representa una caída del 28% respecto al año pasado, con un acumulado del año de 9.998 unidades, lo que supone un descenso del 16%.

Cuales son las razones. En el inicio hemos puesto sobre la mesa uno de los problemas y es que la mayor parte de las marcas tienen puesto el freno de mano y prefieren no vender sus coches fuera de los estados sin normas propias sobre emisiones. Principalmente California. Algo que limita mucho su expansión.

Pero no es el único problema. Hay otros asuntos que tampoco no tienen demasiado que ver con el coche, sino con la actitud de las marcas. Desde una mala predisposición de los concesionarios a la hora de comercializar las opciones eléctricas, favoreciendo sus comerciales a las gasolina. También está el compartir espacio en las tiendas precisamente con los modelos gasolina, mucho más económicos en cuanto al precio de compra, y que hace más difícil la venta de eléctricos entre el público menos entusiasta.

Si sumamos que los precios de los modelos más competitivos, como podrían ser el Chevrolet Bolt que arranca en los 36.620 dólares para su versión más económica, o el nuevo Nissan LEAF e+, desde 36.650 dólares, no difieren demasiado del Tesla Model 3 Standard Range Plus, que en Estados Unidos tiene un precio de 39.490 dólares, e incluye entre otros el Autopilot básico, además de otros aspectos como un diseño más atractivo y una red de Supercargadores que le permiten moverse con soltura. incluso en los viajes más largos.

El resultado es una autopista abierta de par en par para una Tesla que puede desplegar sus productos con sólo el límite de producción como única barrera para lograr un mayor dominio de un sector que en 2020 debería ver como aumenta su competencia, pero una competencia que como vemos no parece demasiado preocupada por ocupar su espacio en este creciente mercado.

Relacionadas | El Tesla Model 3 se convierte en el primer coche eléctrico en rozar el top 10 de ventas en Europa

Vía |  Cleantechnica

Compártelo: