Tesla y Panasonic se preparan para aumentar la capacidad de la Gigafábrica de Nevada hasta los 54 GWh

Uno de los máximos responsables de Panasonic en Estados Unidos ha concedido una interesante entrevista al Financial Times donde desgrana el actual estado y los progresos que están realizando junto con Tesla en la Gigafábrica de baterías de Nevada. Una instalación que no para de crecer en tamaño y capacidad de producción, pero que había estado algo parada en sus nuevos proyectos en los últimos meses. Pero parece que eso está a punto de cambiar.

Según Allan Swan, jefe de la producción de Panasonic en la fábrica de Tesla, ha indicado que en los últimos meses han estado ocupados trabajando en la formación de nuevos empleados que junto con los 3.000 técnicos y los 200 asistentes que hay en la actualidad, permitan poner en marcha nuevas líneas de producción y lograr alcanzar un ritmo de 24 horas los 365 días del año.

Gracias a estos trabajos, e inversiones, desde Panasonic esperan lograr alcanzar sin mayores problemas una capacidad de 54 GWh al año. Una cifra que serviría para aumentar el máximo actual de 35 GWh, que permitiría sacar adelante unos 700.000 packs de 77 kWh cuando se logre la máxima capacidad de producción.

Este movimiento llega después de unos meses algo turbulentos en la relación de Tesla y Panasonic, que ha provocado algo de recelo en los japoneses de cara a afrontar nuevas inversiones a la vista de que los norteamericanos trabajan en preparar sus propias baterías, y también estrechan lazos con otros fabricantes. Todo para lograr atender una demanda que se ve limitada por el cuello de botella que se ha convertido la producción de baterías y que ahora parece que recibirá un empujón muy importante con el nuevo incremento.

Tesla está preparando un Model 3 con baterías de 100 kWh: podría superar los 700 kilómetros reales de autonomía

El reto no es para menos. A la enorme demanda que están viviendo sus actuales propuestas, principalmente el Model 3, habrá que sumar en 2020 la llegada del Model Y. Un SUV que el propio Elon Musk ha anticipado tendrá una demanda incluso superior a lo visto hasta ahora. Y no sólo nuevos modelos, también hablamos de alimentar nuevas fábricas, como la de China, que ya está en funcionamiento, así como empezar a prepararse para la europea, que lo hará en 2021.

Una fecha en la que la gama de Tesla habrá vuelto a aumentar con la llegada del Semi, el Roadster, la Cybertruck, así como el tener que atender la demanda de la división de energía que vivirá un fuerte impulso en los próximos años. Algo que se traduce en la necesidad de más y más baterías.

Relacionadas | Tesla patenta una nueva química para baterías más duraderas y más baratas

Fuente | FT

Compártelo: